Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Yebra debuta en el Kremlin como “Iván el Terrible”

Dokumentuaren akzioak

Yebra debuta en el Kremlin como “Iván el Terrible”

El bailarín bilbaino será el primer extranjero en interpretar este papel estrenado en 1975

Egilea
Victor Sujov
Komunikabidea
Deia
Tokia
Moscú
Mota
Albistea
Data
2004/01/16

“Iván el Terrible”, con música de Serguei Prokofiev, fue estrenado en el teatro Bolshoi en 1975, con el ruso Yuri Vladimirov en el papel principal, y desde entonces este ballet ha sido aplaudido en varios países de Europa, Estados Unidos, y América Latina





Yebra dice que se enamoró del personaje que representa a ese zar del siglo XVI «desde el primer día», cuando vio el espectáculo de Grigorovich con Vladimirov y Natalia Bessmertnova en el papel de Anastasia. «Desde entonces, un poco sin quererlo, siempre he leído todo libro que encontraba sobre Iván el Terrible, sin pensar que podía llegar a interpretarlo», recuerda el bailarín.





La idea de invitar a Yebra a interpretar el papel del zar ruso con la compañía Ballet del Kremlin fue de la bailarina Bessmertnova, esposa de Grigorovich. «Fue una combinación un poco extraña: a mediados de mayo pasado empezamos a hablar y en setiembre ya me dieron la fecha del 16 de enero, si tenía ese día libre», cuenta el bailarín, y añade: «No lo tenía, pero ante esa posibilidad hice que lo estuviera».





Yebra, que será el primer extranjero en interpretar a Iván el Terrible en Rusia, afirma sentirse «bastante preparado» porque ha tenido «la suerte de recibir durante los ensayos en Moscú consejos y sugerencias «de primera mano» de Vladimirov, el bailarín que estrenó ese papel y triunfó en todo el mundo.





Además, en Moscú Yebra pudo recorrer algunos lugares a los que los turistas no tienen acceso, como la tumba de Iván el Terrible y su trono, que el zar ocupó precisamente un 16 enero, pero de 1547. «Para mí han sido momentos muy emotivos. Creo que puedo llegar a entender el personaje, no como un ruso en un cien por cien, pero... quién sabe: lo veremos sobre el escenario», añade.





Yebra considera que la interpretación de ese papel «requiere un esfuerzo físico grandioso, ya que la coreografía de Grigorovich supone unas técnicas completamente diferentes. “Iván el Terrible” va un poco más allá y también demanda un esfuerzo psicológico mucho más importante» y explica que esto se debe a la necesidad de «crear un personaje muy complejo, trágico, dramático».





«Desde el primer día empiezas a ansiar el ballet y al final, te posee enteramente», opina el “Iván el Terrible” vasco. «Mi sueño sería bailar esto lo mejor posible y poder seguir haciéndolo una, dos, tres, cuatro, y más veces, pues creo que Iván el Terrible es un personaje que siempre te aporta algo y te enseña cosas nuevas», resume Yebra.

Dokumentuaren akzioak