Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Vitalismo y acrobacia

Dokumentuaren akzioak

Vitalismo y acrobacia

Crítica danza / Ballet Nacional de Ucrania Virsky

Egilea
Ana Remiro
Komunikabidea
Diario vVasco
Mota
Kritika
Data
2002/11/04

Espectacular la actuación ofrecida por el Ballet Nacional de Ucrania Virsky el pasado sábado en el Kursaal de Donostia abarrotado por un público que salió muy satisfecho después de haber recibido el enorme derroche de energía física y vitalidad, al tiempo que de precisión, control y elegancia que les brindó esta compañía.



Su director, Miroslav Vantoukh, presentó una serie de coreografías todas ellas enraizadas en las danzas populares de las distintas provincias de Ucrania, ensalzadas y estilizadas a través de una potente preparación clásica tanto de sus coreógrafos como de los bailarines.



En el programa predominaron claramente las piezas construídas a base de puro movimiento, explosivo y virtuosista principalmente, aunque incluía también algunas piezas con contenido más narrativo que que contribuían a proporcionar cuerpo al espectáculo.



En general, se nos presentó una danza enérgica, vital, acrobática, festiva y desenfadada alternando con momentos, los menos, de calma, delicadeza y sensualidad femenina. Ambas facetas se desplegaron en el escenario a través de multitud de diseños geométricos realizados con gran exactitud, que fluían con aparente naturalidad transformándose sin cesar. Una danza que mantuvo un talante extrovertido y una enorme disposición comunicativa con el público.



El espectáculo discurrió con una buena dinámica entre el sin fin de piezas independientes que presentaba el programa, consiguiendo una aceptable continuidad entre ellas. Ello gracias a unos saludos dinámicos, con amagos y repeticiones, y, sobre todo, con guiños de humor y complicidad con el público.



El numeroso cuerpo de baile estaba compuesto por bailarines de grandísima preparación física y una excelente técnica corporal y de movimiento. Llamaba la atención la manera en que tomaban el espacio devorándolo y la enorme precisión en el uso de la energía ejecutando pasos de gran velocidad y riesgo con un control absoluto de la parada.



Mención especial merece la participación de un grupo de niños de la Escuela Estatal del Ballet Nacional de Ucrania que bailaron con expresividad y desparpajo y mostraron una avanzada técnica realizando acrobacias y series de giros de gran dificultad.



La música, ejecutada en vivo por la orquesta de la compañía, se mantuvo en todo momento al servicio del ballet. Cabe destacar también el vestuario rico, variado y colorista que acompañaba cada pieza.



El único reproche que podemos hacer a este trabajo es la excesiva repetición de sus pasos más virtuosos que, por otra parte, provocaban una enorme admiración en el público.



Especialmente espectaculares fueron las danzas de los cosacos y de los marineros; y especialmente valiosas, por su aportación de climas, ritmos e intensidades diferentes, las danzas de las novias, y de las bordadoras. De extremada elegancia y sencillez la primera y rica e imaginativa danza de cintas la segunda.

Dokumentuaren akzioak