Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Valcarlos baila al son de los bolantes

Dokumentuaren akzioak

Valcarlos baila al son de los bolantes

Egilea
S. Macías
Komunikabidea
Noticias de Navarra
Mota
Kronika
Data
2010/04/05

Como cada año, en Domingo de Resurrección, el tradicional baile de los bolantes de Valcarlos-Luzaide hizo disfrutar a centenares de vecinos y visitantes. La lluvia obligó de nuevo, un año más, a los más de 150 participantes de las danzas y a la multitud congregada para verlos bailar, a ocupar el interior del frontón Arretxe, en lugar de la plaza de Santiago, como suele ser habitual. No obstante, aunque el mal tiempo deslució el acto, no impidió, sin embargo, que el lugar quedara abarrotado de público, hasta el punto de no haber un solo hueco vacío.

Los bolantes iniciaron su jornada festiva, como manda la tradición, a las 8.30 horas. Tras el almuerzo y varios bailes en diversos puntos de la localidad, el pasacalles recorrió diversas zonas del pueblo animando a la gente a unirse a ellos. Finalmente, y debido a que la lluvia no dio tregua, a las 12.00 horas centenares de personas fueron acercándose hasta el frontón para completar allí la fiesta con los bailes que tanta fama les han procurado.

La expectación en los momentos previos a las actuaciones fue muy grande, puesto que la mayor parte de los vecinos del pueblo pusieron su granito de arena y participaron del festejo. Desde niños de 3 años a adultos de más de 50 bailaron unas danzas que durante muchos años han pasado y seguirán pasando de generación en generación.

Asimismo, poco a poco, la gente, venida de diversos puntos de la Comunidad Foral, fue tomando sitio en las gradas del frontón. Muchas familias con niños buscaron un lugar para ver las danzas y disfrutar. Hasta los txikis que no participaron de los bailes se vistieron con el traje tradicional. Porque es un festejo que, según cuentan algunos de los vecinos, se lleva en la sangre. "Si alguna vez has pertenecido al pueblo nunca olvidarás volver a él en esta fecha", así lo aseguraron muchos de los que ayer estuvieron allí presentes.

tradición

Danzas muy participativas

Decenas de bolantes, dantzaris femeninas, zapurrak (carniceros ataviados con barba y hacha en la mano), gorris (con boina roja y borlas) y makilaris (que bailan en el centro y con una vara adornada con cintas de colores) fueron tomando posiciones al son de la música que tocó la fanfarre. Una vez iniciada la actuación, los bolantes formaron un enorme círculo en el interior del frontón y comenzaron a bailar un repertorio de más de veinte danzas distintas.

Durante los bailes, uno de los bolantes se dedicó a recoger la limosna con un saco de tela rojo entre los numerosos espectadores del festejo. Mientras, los makilaris tiraron al aire su vara al son de la música, y los gorris hicieron sonar los cascabeles con el movimiento del cuerpo. Movimientos que son ensayados cuidadosamente y cuya perfección requiere bastante práctica. La experiencia es un grado y por eso la mayoría de los allí presentes comenzó a aprender a ser un bolante desde muy niños.

"Empecé a participar en el festejo cuando tenía 7 años. De pequeña te lo tomas como un juego pero con el tiempo se acaba convirtiendo en algo muy importante", contó Teresa Etxarri, dantzari de 15 años. "Para la fiesta normalmente empezamos a ensayar con al menos un mes de antelación, pero los más pequeños comienzan antes porque hay que prepararlo bien. Nos hace mucha ilusión hacerlo y eso es lo que cuenta", señaló esta vecina de Valcarlos quien participó, como lo suele hacer cada año, junto a su amiga Sandra Ugalde, de 14 años. Ella también comenzó su andadura en las danzas con siete años y cuenta que "lo que más nos gusta es que es una celebración en la que todo el mundo participa, y en la que todo el mundo se viste con trajes vistosos. Y lo bueno es que todo el que quiera y sea del pueblo puede participar", reconoció Ugalde.

Asimismo, Etxarri recordó que el baile de los bolantes de Valcarlos "es una tradición que comenzó como una celebración del carnaval, y que posteriormente se quedó como una parte importante del floclore de esta zona". "Desde entonces es una costumbre del pueblo que se repite cada año el mismo día", apuntó.

Dokumentuaren akzioak