Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Unzaga acoge mañana un acto de unión del sector de la danza vasca

Dokumentuaren akzioak

Unzaga acoge mañana un acto de unión del sector de la danza vasca

La 'Soka-dantza del día después' es el primero de los actos del 75 aniversario del bombardeo de Eibar

Egilea
Félix Morquecho
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Eibar
Mota
Albistea
Data
2012/04/20
Lotura
Diario Vasco
La cultura se ha convertido en protagonista de un intenso programa de actos del 75 aniversario del bombardeo de Eibar. Una de sus disciplinas, la danza, será protagonista mañana. Precisamente, el acto pretende ser un momento de unión de un sector que ha viajado hasta ahora de forma disgregada, lo que no le ha ayudado a conseguir algunos objetivos. Igual que tras la guerra se sacaron conclusiones, el acto de mañana pretende ser un vínculo de unión del sector de la danza tradicional, de cara a continuar unidos con un objetivo común, respetando las particularidades de cada uno.
Hace unos meses se inició un proceso que ha culminado con la redacción de un manifiesto sobre las danzas vascas. Maestros de danza, músicos, aficionados y dantzaris procedentes de las siete provincias vascas han participado en su redacción. En total han sido unas 160 personas, de las que un centenar acudirán al acto de mañana. Muchos de los ausentes participan precisamente en actos de recuerdo de los bombardeos en otras poblaciones vascas.
Tradicional y simbólico
El que se celebra mañana en Eibar será un acto del sector de las danzas tradicionales, mirando hacia dentro. No habrá trajes folclóricos ni un gran espectáculo de cara al público. Los participantes se reunirán a mediodía en la plaza de Unzaga y a las 12.30 horas recibirán la bienvenida de la Corporación municipal en el salón de plenos. Será allí donde se hará lectura y firma del manifiesto.
A continuación, desde el mismo salón de plenos, todas las personas adheridas al documento iniciarán una 'soka-dantza' que les llevará a la plaza de Unzaga.
Un baile tan tradicional como simbólico servirá para escenificar la unión del sector de cara a mantener una parte fundamental de la tradición y la cultura vasca.
La situación de desunión en la que ha vivido la danza tradicional ha llevado a que en la actualidad no haya una formación reglada ni una estructura que garantice su estudio y conservación. Estos aspectos se recogen en un manifiesto, que además de llevar una carga de reivindicación, comienza por hacer autocrítica. «La danza ha sido un sector con dificultades para acordar proyectos comunes, ha funcionado de una forma muy atomizada. Por eso, el objetivo primero es reconocer en el sector que no nos hemos puesto de acuerdo. Es el momento de ponerlo sobre un papel». El eibarrés Oier Araolaza es uno de los impulsores de esta iniciativa. El manifiesto se presentará así ante el sector de la danza tradicional, y al mismo tiempo ante la sociedad y ante la administración.
Nuevos objetivos
La relación de este acto con la conmemoración del bombardeo de Eibar viene dada por las lecciones y los valores que cobran fuerza tras un conflicto como el que asoló la ciudad. Sin el carácter bélico de la contienda, los dantzaris apuestan por la convivencia y la colaboración. «Las guerras nos dan una medida de lo que es importante y lo que no» recuerda Araolaza. Así, se quiere dejar atrás la falta de unión entre grupos, investigadores y el resto de agentes implicados en la danza tradicional para afrontar nuevos objetivos.
El documento que centrará el acto de hoy incluye una serie de puntos básicos de acuerdo entre todos los firmantes. En ellos se hace hincapié sobre la necesidad de mantener el patrimonio cultural de la danza. La investigación, la documentación y la formación son algunos de los pilares sobre los que se quiere asentar el futuro. Y este acuerdo se sellará de la forma en la que se ha representado el acuerdo solemne y la unidad. La soka-dantza representará la unión de todo un sector mañana en Eibar.

Dokumentuaren akzioak