Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Unidos por la danza

Dokumentuaren akzioak

Unidos por la danza

Dantzaris y ex dantzaris participaron en el alarde del grupo Aurtzaka

Egilea
Juantxo Unanua
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Beasain
Mota
Albistea
Data
2004/05/18

Aurtzaka, en el ecuador del programa de celebraciones con motivo de su XXV aniversario, vivía y llevaba a la población beasaindarra su alarde que logró reunir a 260 dantzaris. Tras la foto de familia, teniendo como fondo con el palacio de Igartza, se inició el desfile abierto por los más pequeños del grupo.



Cerrando el mismo los veteranos, aquéllos que formaron parte del grupo Goierri, predecesor de Aurtzaka y, entre medio, los más veteranos de todos, media docena de dantzaris de finales de la década de los cuarenta del siglo pasado. Eran los hermanos Sarriegi, Txomin y Felipe; Facundo Jimeno, Javier Artolain y Justo Gutiérrez y una mujer, Karmentxu Gamayo.



El más veterano de todos, Txomin, recordaba que su primera actuación pública como dantzari fue «con las dantzaris txikis en las Loinatz Jaiak». Javier Artolain rememoraba su primera salida con el grupo que formaba parte como dantzari. «En las actuaciones con la coral Loinaz y la banda de música en la obra Eusko Irudiak, y más concretamente en el baile de la Kaxarranka, era a mí a quien me alzaban». Karmentxu recordada sus tiempo como dantzari en el grupo de Acción Católica.



El desfile, que acogía también al abanderado del municipio ,recorrió las calles céntricas del municipio al tiempo que se ejecutaban algunas danzas, siempre acompañados por un buen número de txistularis y trkitilaris.



En la plaza



La fotografía de la actuación central tenía como fondo la plaza San Martin de Loinaz. Fue el abanderado el que abrió el turno de actuaciones con el tradicional Agurra con la enseña del municipio bajo las melodías de la ezpatadantza.



Para la ejecución del Agurra, o del Peio Joxepe, los 260 dantzaris formaron un único cuerpo de baile. Después llegarían los populares Banako, Makil Dantza, Arkudantza, Zinta dantza, Jaurrieta.. bailado bien por los hombres o por las mujeres. La actuación se cerró con la interpretación nuevamente conjunta de un fandango y un arin arin.



Dantzaris y ex dantzaris dejaron patente su saber hacer y es que en aquellos que hace años adquirieron la condición de ex se notaba que mantenían ese poso que da a mostrar que lo básico de la danza jamás cae en el olvido.



La comida popular en la plaza cubierta dio paso a la romería amenizada por Jean Michel, los trikitilaris y dantzaris. Antes, Mikel Sarriegi, con su habilidad y maestría características, bailó el tradicional aurresku.



Desde Aurtzaka realizaban una valoración muy positiva de la jornada. «Hemos tenido una respuesta extraordinaria por parte de los dantzaris y de aquellos que antaño lo fueron. El reflejo lo tenemos en el acto que hoy estamos celebrando», señalaban.



El libro de Aurtzaka, en noviembre



De cara al verano Aurtzaka ha programado un viaje por Hungría. En noviembre y en el marco del Otoño Cultural llevará a cabo la presentación del libro Dantza Beasainen, Aurtzaka 25 urte. Este libro constituirá un nuevo tomo de la colección Beasaingo Paperak.



Año tras año dentro de la programación del Otoño Cultural Aurtzaka ofrece un espectáculo de gran interés, sacando a la calle lo mejor de sus danzas. El festival que preparen para la próxima edición del Otoño Cultural revestirá un carácter especial.

Dokumentuaren akzioak