Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Unidos por el baile

Dokumentuaren akzioak

Unidos por el baile

Komunikabidea
Diario Noticias de Alava
Mota
Albistea
Data
2009/06/07

J ÓVENES, jubilados, adolescentes, niños, amas de casa, personas con Síndrome de Down, decoradoras de interiores, hosteleros, matrimonios, solteros y separados… Unas empezando a caminar, otros con muchos kilómetros a la espalda. Un grupo sin conexión aparente, pero ya se sabe que las apariencias engañan, de hecho existe, se llama Buena Onda y su nexo de unión es el baile.

Todo empezó hace dos años, cuando varios vecinos de Amurrio que acudían a las clases de bailes de salón que imparte la asociación Baisala en Llodio comenzaron a reunirse en el restaurante de uno de ellos para preparar las figuras e ir ensayados al aula del pueblo vecino. "Éramos siete personas que también acudíamos al, por entonces, novedoso curso de baile que se ofrecía en el polideportivo Bañueta, y del que hoy día dos de nosotros somos profesores. Pero ahora somos más de treinta amigos de entre siete y 65 años", explican Begoña Canibe y José Udaeta, responsables de Buena Onda.

Y dicen "amigos" porque es lo que son. Una gran familia de personas de muy diferente condición que ha encontrado en su pasión por el baile una auténtica adicción que a unos les ha reportado una forma de pasar sus ratos libres aprendiendo a bailar, pero a otros muchos "la alternativa a una terapia anti estrés que, además de ayudarte a ejercitar la mente memorizando los pasos y el cuerpo haciendo deporte, nos ha regalado muchas buenas amistades", explica con sinceridad Canibe, quien no se amedrenta para reconocer públicamente que el baile supuso para ella "una válvula de escape tras mi separación".

por amor al arte Los comienzos, como en todo, fueron difíciles. "La primera exhibición pública la realizamos en las fiestas del barrio San José de 2008. Éramos unos auténticos novatos", recuerdan entre risas. Sin embargo, su pasión por el baile y las miles de horas de ensayo han dado su fruto y la agenda de actuaciones la comienzan a tener repleta. "Estuvimos en los Otxomaios de Orduña y en las fiestas de Añes, y aún nos quedan Retes de Llanteno, Salmantón, las fiestas de Santa Marina del barrio San Roke y más que nos irán saliendo. Menudo verano nos espera, pero los aplausos del público te enganchan y estamos felices", enumera Udaeta que es, junto a Canibe, el profesor de este grupo acostumbrado ya a darlo todo a cambio de nada.

No en vano, en Buena Onda ni alumnos pagan ni profesores cobran. "Somos una piña, nadie falta a clase y eso que es gratis. Seguimos porque los alumnos son los mejores, se desviven y nos ayudan en todo. Es lo que te mantiene ahí y lo que, verdaderamente, merece la pena", apuntan, al mismo tiempo que subrayan que "nos hacemos hasta la ropa y todo el mundo feliz, aunque sí nos gustaría disponer de un local, dado que este sitio es de uno más de nuestros miembros".

Para ello, están sopesando seriamente constituirse como asociación, a fin de obtener subvenciones públicas. "Tenemos pensado hablar con Pablo, a ver qué nos aconseja", apuntan en referencia al alcalde del municipio. De lo que sí están seguros, de momento, es de seguir aprendiendo y ensayando los pasos con los que luego montan sus coreografías. Le dan a todo, da igual cha cha cha que bolero, tango, merengue, salsa, samba, bachata, sevillanas o country y rock and roll.

Para mejorar su estilo, tanto Jose como Bego "seguimos yendo a Baisala a aprender", afirman. Unas horas semanales que no les impiden cumplir con su gran familia de Buena Onda, ni con su puesto de profesores de baile en otros municipios vecinos como Orduña y Balmaseda donde, según cuentan con orgullo, "tenemos un alumno de 83 años".

el contacto Quien desee sumarse a este grupo imparable no tiene más que acudir, cualquier lunes a partir de las 20.00 horas, al restaurante El Baserri de Amurrio, donde llevan a cabo sus ensayos, o bien llamar al número de teléfono 605 25 77 88. No obstante, el próximo sábado, a partir de las 19.00 horas, varios de sus integrantes -incluidos, por supuesto, sus profesores- realizarán una exhibición de bailes de salón en el polideportivo, en el acto que pondrá fin -al menos por este ejercicio- al curso de este tipo que han estado impartiendo y cursando en esta instalación deportiva.

"¡Pincha la música Bego!", insta una alumna. "Eso, venga al lío que hoy no nos puede dar la una de la madrugada, que sobre las once tengo que estar en Bilbao recogiendo unos flecos para terminarme el vestido de la actuación de este sábado", responde la profesora. "¿Ya te va a dar tiempo?", pregunta, solícita, Pilar. "Porque si quieres te echo una mano, ¿eh?", se oye al dejar el recinto. Atrás se quedan ensayando sus pasos en un clima envidiable.

Varios de los integrantes más jóvenes del grupo Buena Onda.

Dokumentuaren akzioak