Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Una 'noche para fuertes de corazón': pleno de emoción en el 25 aniversario del grupo Eusko Indarra de Montevideo

Dokumentuaren akzioak

Una 'noche para fuertes de corazón': pleno de emoción en el 25 aniversario del grupo Eusko Indarra de Montevideo

Komunikabidea
Euskalkultura.com
Tokia
Montevideo, Uruguay
Mota
Albistea
Data
2007/11/06

Los dantzaris de Eusko Indarra celebraron el pasado 17 de octubre el 25 aniversario de su fundación con un emocionante espectáculo de euskal dantzak que cautivó al numeroso público congregado en el Teatro Movie Center de Montevideo. El grupo quiso así compartir la celebración de un cuarto de siglo dedicado a la difusión de la cultura vasca a través de la danza con los dantzaris y colaboradores que a lo largo de este tiempo han apoyado la labor de Eusko Indarra. La fiesta fue un emotivo y merecido homenaje a todos ellos.

El acto comenzó con unas breves palabras de bienvenida, en las que se recordaron los comienzos de Eusko Indarra y lo que este grupo significa para integrantes, colaboradores y en general la comunidad vasca de Uruguay. A continuación se proyectó un audiovisual realizado con fotos históricas que 'hicieron las delicias del público y de los participantes, que no sabían del mismo y se reconocían a pesar de los cambios', comenta a EuskalKultura.com Enrique Poittevin, actual presidente del Centro Haize Hegoa. 'Algunos empezaron de txikis y hoy son todo unos mozalbetes. Otros, que teníamos cabellos oscuros, hoy peinamos canas o lucimos calvas. Chicas que hoy son madres y a su vez danzan con la abuelas de sus hijas', recuerda.


[En la imagen superior un momento del espectáculo en el que los dantzaris de Eusko Indarra bailaron la Jota de Tafalla]


[En la imagen superior, de izquierda a derecha y de arriba abajo, distintos momentos de la velada: Ezpata Dantza de Gipuzkoa; Sorgin Dantza; detalle del Ingurutxo y los presentadores del acto, Enrique Poittevin y Maite Bengoa]

Entregados dantzaris txikis y mayores

Tras la emocionante proyección comenzaron las danzas. Antes de cada baile se proyectó un video explicativo en que se detallaba el origen de cada danza, el pueblo en el que se baila y sus características. A continuación los dantzaris se entregaron al espectáculo 'desplegando lo mejor de sí', señala Poittevin. Y codo a codo con los dantzaris mayores, los txikis, que cosecharon numerosos aplaudos y demostraron que la próxima generación llega pisando fuerte. El público disfrutó plenamente del espectáculo, al punto de que gracias a su entusiasmo y acompañamiento, la actuación, prevista para dos horas, terminó casi una hora más tarde.


[En la imagen superior, de izquierda a derecha y de arriba abajo: uno de los dantzaris txikis en plena actuación; detalle de uno de los números; baile de Eltziego y un momento de la actuación de los txikis]

Homenaje a fundadores y colaboradores

Para finalizar la actuación los dantzaris participantes en el acto, un total de 45, entre mayores y pequeños, abarrotaton el escenario para cantar el Zorionak zuri y desear, por lo menos, otros 25 años de vida a Eusko Indarra. Sin embargo, quedaba aún otra sorpresa, y los integrantes actuales del grupo quisieron realizar un reconocimiento a los históricos iniciadores y a integrantes destacados por su dedicación, trayectoria y colaboración. El homenaje consistió en una placa de bronce, que los dantzaris txikis entregaron a Maite Bengoa, Danilo Maytia, Vivianne Adduino, Mirentxu Saralegui, Karina Fernández Artasánchez y Enrique Poittevin.

Se realizó un reconocimiento especialmente entrañable a Alex Tejería, dueña de la casa en la que ensaya el grupo, por 'su constante apoyo y por soportarnos todos los fines de semana, en oportunidad de las clases, ensayos y reuniones varias'. Para terminar el acto se brindó por otros 25 años de Eusko Indarra y jóvenes y mayores, dantzaris en activo y retirados, se sumaron 'a todo baile' a la despedida final.


[En la imagen superior, de izquierda a derecha y de arriba abajo: entrega de obsequios a los homenajeados; especial y muy entrañable homenaje a Alex Tejería, persona que desde una discreta segunda fila, siempre ha estado ahí, como puntal de las actividades del grupo, al que entre otras cosas viene cediendo durante años su propia casa para los ensayos, reuniones 'y lo que haga falta'; saludo de los 45 dantzaris de Eusko Indarra y despedida final con el público sumándose a los bailes del grupo]

Dokumentuaren akzioak