Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Una lección de convivencia desde el sector de la danza

Dokumentuaren akzioak

Una lección de convivencia desde el sector de la danza

Eibar inauguró ayer el programa de actos que conmemora el 75 aniversario del bombardeo

Egilea
Félix Morquecho
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Eibar
Mota
Albistea
Data
2012/04/22
Lotura
Diario Vasco
Dantzaris, músicos y responsables de distintas instituciones se acercaron ayer a Eibar para participar en una jornada especial. Todos ellos se reunieron en el salón de plenos del Ayuntamiento. Allí, el alcalde Miguel de los Toyos les dio la bienvenida y recordó que, igual que otras poblaciones vascas, «también Eibar fue duramente castigada por las bombas que se lanzaban desde los aviones». Ese recuerdo debe servir para trabajar en favor de valores como los derechos humanos y la convivencia según destacó el primer edil, que agradeció la celebración en Eibar de un acto que fundamenta la apuesta por la danza a partir de esos valores.
Los dantzaris tomaron a continuación la palabra para recordar que a pocos metros del salón de plenos, 60 personas perdían la vida en un bombardeo. Fue en la calle O´Donell, llamada hoy en día Egogain. «Unos hechos así de cruentos ponen a todos de acuerdo, por encima de las diferencias» señalaron. Sobre esa base, los distintos agentes de las danzas tradicionales vascas elaboraron un manifiesto durante los últimos meses. El resultado se presentaba ayer y fue firmado por cerca de un centenar de participantes.
Brindis y soka-dantza
A la cita acudieron músicos, investigadores y miembros de compañías de danza de las siete provincias vascas. Kepa Junkera o José Ignacio Ansorena fueron algunos de los músicos que participaron. También estuvo el rector de la UPV Iñaki Goirizelaia. Todos ellos brindaron al final de la firma del documento con txakoli y acto seguido se dio inicio a la 'soka-dantza del día después'.
Los miembros de la Banda de Txistularis Usartza fueron los únicos uniformados ayer. Los dantzaris vestían ayer de paisano y así iniciaron la soka-dantza. La lluvia impidió su celebración en la plaza de Unzaga y la cadena humana se adentró en el patio central del Ayuntamiento. Entre solemnes y sonrientes, todos apostaron por un día después y por una danza unida de cara al futuro.
Una lección de convivencia desde el sector de la danza

Los firmantes sellaron su manifiesto brindando con txakoli.

Una lección de convivencia desde el sector de la danza

Una lección de convivencia desde el sector de la danza

Una lección de convivencia desde el sector de la danza

Miembros de multitud de colectivos participaron en el acto.

Dokumentuaren akzioak