Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Una década de danza vasca mestiza

Dokumentuaren akzioak

Una década de danza vasca mestiza

Egilea
Sandra Atutxa
Komunikabidea
Noticias de Gipuzkoa
Tokia
Donostia
Mota
Albistea
Data
2008/03/28

Aukeran es una agrupación que se fundó en el año 1997 como consecuencia de la inquietud de Edu Muruamendiaraz por experimentar con la fusión de la danza tradicional mezclada con estilos contemporáneos diversos. Mañana, con un escenario de lujo, el Teatro Victoria Eugenia, la compañía celebrará su décimo aniversario por todo lo alto y de la mejor manera. Serán trece bailarines los que muestren en el escenario la trayectoria de Aukeran, caracterizada por dar "un aire más fresco y actual" al baile tradicional vasco, al que han llevado también influencias del ballet clásico y la danza contemporánea a través de los espectáculos Sutargi (2001), Izena duen guztia omen da (2003) y Bideak (2006).

Bajo la dirección de Edu Muruamendiaraz, el espectáculo recoge la historia del grupo sobre el escenario. El propio Muruamendiaraz, Eli Alberdi, Aiert Beobide, Gotzon Poza, Iurre Aranburu, Maite Mugika, Onintza Odriozola, Naikari Galarraga, Ander Errasti, Garazi Lekuona, Ane Anza, Ioritz Galarraga, Ekain Cazabon, Alaitz Ormazabal, Iker Muruamendiaraz y Ramón García son los componentes de la compañía guipuzcoana.

Además, para la ocasión Aukeran cuenta con la presencia de los bailarines invitados Iker Murillo y Vitale Safronkine, ambos solistas de Ballet de Zurich, quienes interpretarán juntos dos piezas, Light in the shadow con música de Samuel Barber y coreografía del propio Vitale Safronkine, y Solo for two con música de Astor Piazzola. También actuará como invitado el donostiarra Ion Agirretxe, uno de los bailarines seleccionados para la compañía de Ángel Corella y que llevará a escena una de estas dos obras, Tchaikowsky. Pas de deux, de Balanchine, o la variación del Cisne Negro, de Petipa.

La idea de la compañía Aukeran para este espectáculo, tal y como expresa su director, es crear una única representación dejando al margen el formato de gala. Las coreografías irán unidas por medio de la música, en este caso del canto, con la voz de Alaitz Ormazabal.

La compañía ha seleccionado de sus tres obras las coreografías que considera más representativas de cada pieza, y lo presenta en un formato al estilo de su último trabajo, Bideak , en el cual buscaban un estilo propio usando la fusión de ritmos, melodías y elementos del folklore tradicional con la danza contemporánea y fusionándolo con los ritmos más suyos y con músicas lejanas que resultan familiares.

El nexo de unión que pone en escena Ormazabal con el canto también se da en las coreografías de los bailarines invitados, a quienes se les ha ofrecido músicas de los diez años de la compañía para dar una sensación de unidad en la obra. La idea de la compañía es poder llevar este espectáculo a otros teatros tras su estreno en Donostia, aunque la colaboración de los bailarines invitados sí es algo exclusivo de esta cita.

Aunque ya han representado en otras ocasiones un espectáculo bajo este mismo nombre, Aukeran 10 urte , ésta es la primera vez que lo llevan a escena en este formato. De cara al futuro, su intención para los próximos diez años es continuar "desestructurando" muchas de las normas de la danza tradicional, "añadiendo retazos contemporáneos en las coreografías con el objetivo de mostrar mas allá de sus limites la riqueza del baile tradicional vasco y conseguir un lenguaje más fresco y actual", apuntan.

La danza vasca y los ritmos de danza contemporánea se entremezclan en el original espectáculo, que la compañía ha bautizado con el título de 'Bideak'.Fotos: Aukeran





Dokumentuaren akzioak