Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Una danza de espadas para Pamplona

Dokumentuaren akzioak

Una danza de espadas para Pamplona

Komunikabidea
Diario de Noticias
Mota
Albistea
Data
2009/09/24

Iruñeko ezpata-dantza es el nombre que recibe el nuevo baile que el grupo de dantzaris municipal, Duguna, presentará el próximo domingo en la plaza Consistorial. Uno de sus principales promotores, Aritz Ibáñez, explica que "antes, en San Fermín Txikito, cada año se bailaba una danza proveniente de un lugar distinto, lo cual estaba bien, porque había mucha gente de Pamplona que no podía acudir a estas localidades en las fechas en las que se realizaban los bailes. Sin embargo, nosotros le veíamos más sentido a que Pamplona tuviera una danza propia, que hubiera danzas preparadas para cada ceremonial".

Con este objetivo, Duguna comenzó hace tres años a investigar y recabar información sobre las antiguas danzas que se representaban en la capital para intentar recrearlas. "Lo primero fue decidir qué queríamos hacer, y lo siguiente ver qué ejemplos teníamos a nuestro alrededor", señala Ibáñez, director del grupo de danzas. Así, tras una laboriosa documentación a través de textos de los siglos XVI, XVII y XVIII en los que se recogía la presencia de los dantzaris en los actos y celebraciones de Pamplona, Duguna se desplazó a distintas localidades donde los dantzaris locales enseñaron a los pamploneses los secretos de sus bailes. "En especial, tenemos que agradecer la ayuda de Juan Antonio Urbeltz, del grupo Argia, por atender nuestro proyecto e involucrarse completamente en el proceso creativo", señalan desde Duguna.

recreación, no recuperación Gracias a la información obtenida en distintos libros, Duguna perfiló un traje para sus dantzaris y escogió una música tradicional que resultara familiar para los pamploneses. Se decidió crear una ezpata-dantza , la única existente en Navarra, ya que, según explica Ibáñez, "las danzas de Lesaka tienen la misma coreografía, pero se realizan con palos en lugar de espadas". Para tomar ideas, se observaron danzas provenientes de varias localidades de Guipúzcoa, Cantabria o Valencia, e incluso de Inglaterra, Italia, Bélgica o Yugoslavia. Ibáñez aclara, por lo tanto, que "no se trata de una recuperación, sino de una recreación, puesto que, aunque sabemos que en Pamplona se hicieron danzas de espadas, no sabemos cómo eran".

El siguiente paso fue determinar cuándo se presentaría. Tras valorar todas las opciones, se escogió la festividad de San Fermín de Aldapa, por ser "el ceremonial más flexible", ya que los dantzaris consideraban "impensable" modificar el protocolo de las procesiones de San Fermín o San Saturnino. Una segunda razón fue la propia coreografía de la ezpata-dantza. En la figura del degollado , los pasos de los dantzaris recuerdan de manera simbólica el martirio que vivió San Fermín, a quien se le cortó el cuello un 25 de septiembre de un año sin determinar.

danza del siglo XXI Por su parte, los miembros de Duguna afirman sentirse "herederos" de aquellos antiguos dantzaris que participaban en los actos oficiales siglos atrás, costumbre que se perdió a partir del XIX, y por ello su deseo es "recuperar esa idea pero sin hacer danzas del pasado, mirando adelante". Aseguran que la suya es una "danza del siglo XXI", que concuerda con los valores vigentes hoy en día. Por ello, y a diferencia de como sucedía antaño, la Iruñeko ezpata-dantza será interpretada tanto por hombres como por mujeres.

Todos los miembros de Duguna se encuentran muy ilusionados con el estreno de esta nueva danza, especialmente por poder mostrarla en el marco de las celebraciones del 60º aniversario del grupo. Consideran que se trata de una "aportación de Duguna a Pamplona para el disfrute de sus vecinos", y aseguran que "tiene todos los ingredientes para que a la gente le guste, disfrute, y se sienta identificada con ella". Además, recuerdan que "sólo cuando los pamploneses la sientan como propia, la Iruñeko ezpata-dantza será una danza de Pamplona".

Los datos
Los dantzaris. Interpretarán la Iruñeko ezpata-dantza Aritz Ibáñez, Leire Leza, Akier Perkaz, Joseba Lorenzo, Xabier Adrián, Julen Fagoaga, Iñaki Iribertegi, Martxelo Sotés, Xabier Garin, Maitane Algarra, Aitor Arana, Iñaki Domínguez, Ioseba Morales, Gaizka Garde, Mikel Larunbe, Gustavo Valencia, Amaia Irigoien, Edurne Irigoien, Miguel Ángel Goikoetxea, Igor Campos, Oihane Perkaz, Leire Garrués, Ainara Ranera, Leticia Esain, Marisa Azparren, Javier Urtasun, Hasier Moreno, Mikel Irure, Amaia Visus, Joseba Goñi, Myriam Monente, Bea Martínez, Gurutze de la Mota, Mikel Tristán, Ángel Leza, Iñaki Sagardoi, eiande Aranburu, Ainara Ibáñez, Eneko Ganboa, Verónica Ferreira y Beñat López.
Los trajes. Los dantzaris vestirán alpargatas blancas de cintas rojas, medias blancas, pantalón corto blanco, zapas con cascabeles, faldín plisado, camisa blanca, dos bandas rojas cruzadas en el pecho, un escapulario con los escudos de Pamplona y Navarra y en la cabeza una kaska de flores.
Presentación. La Iruñeko ezpata-dantza se interpretará el 27 de septiembre a partir de las 13.15 horas en la plaza Consistorial.

Imagen ampliada

Una de las llamativas figuras de la 'Iruñeko ezpata-dantza'.



 

Dokumentuaren akzioak