Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Un viaje a la memoria a través de la danza

Dokumentuaren akzioak

Un viaje a la memoria a través de la danza

Egilea
Nerea Alejos
Komunikabidea
Diario de Navarra
Tokia
Pamplona
Mota
Albistea
Data
2011/11/25
Lotura
Diario de Navarra

Danza, performance, dramaturgia, proyecciones, voces en off... Y un título intrigante: Mu-to (excavar un túnel hasta China). Es la última creación de la bailarina Laida Azkona, de 30 años, que para llegar a este espectáculo ha estado inmersa en un "proceso creativo" tan relevante como el resultado final. Lo ha gestado en tres etapas diferentes: primero, en solitario; después, con la colaboración de la artista Verónica Eguaras, con quien desarrolló la "investigación teórica y conceptual".

Finalmente, Mu-to llega mañana, sábado, a Pamplona en su etapa definitiva, con la involucración del dramaturgo valenciano Pablo Gisbert, quien se ha encargado de dar forma al texto, simplificándolo para su puesta en escena. En total, ha sido un proceso "muy largo", de dos años de trabajo, que ha dado lugar a tres piezas diferentes bajo el formato de working in progress (trabajo en proceso).

Todo comenzó con un viaje a Brasil en febrero de 2010. "Me interesaba la idea del viaje como cambio, en el sentido de recibir impresiones de un contexto distinto. Luego entró la reflexión sobre la memoria, la manera que tenemos de recordar un viaje. Lo hacemos de forma ficcionada, subjetivizada", explica. Entonces dieron con la idea sustancial: un viaje a través de la memoria, en el que se involucra el propio espectador. En la base de sus reflexiones están el cineasta francés Chris Marker y la pensadora Susan Sontag. Una cita de Sontag, extraída de su Proyecto para un viaje a China,aporta la lectura clave: "Visitarás un lugartotalmente distinto, no es necesario decidir de antemano si es el futuro o es el pasado". Esa sensación es la que vivirán los espectadores de Mu-to, que ofrecerá como punto de partida un "juego inicial" en el que se les propone bucear en su propia memoria. Sobre el escenario, Laida Azkona ha concebido un personaje ficticio, al que construye una "memoria individual" que se acaba uniendo a la "colectiva". Lo hace interpretando a seis personajes "icónicos" actuales, que serán fácilmente reconocibles por el público. Durante la puesta en escena, las proyecciones enfatizarán esa sensación "onírica" de los recuerdos. "Yo suelo visualizar la puesta en escena en muchos formatos", explica Laida Azkona.

La bailarina Laida Azkona, en el Civivox Iturrama, donde estrenará su último espectáculo el próximo sábado. 	J.A. GOÑI.La bailarina Laida Azkona, en el Civivox Iturrama, donde estrenará su último espectáculo el próximo sábado. J.A. GOÑI.

Dokumentuaren akzioak