Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Un príncipe de la danza

Dokumentuaren akzioak

Un príncipe de la danza

Asier Uriagereka recibirá hoy la medalla de Caballero de la Orden del Mérito Cultural de Mónaco

Egilea
Leire Uria
Komunikabidea
Deia - Noticias de Bizkaia
Mota
Albistea
Data
2009/11/18

La trayectoria de Uriagereka (Mungia, 1975) ha sido, como la de todos los bailarines procedentes de estas tierras, difícil, porque ha tenido que desarrollar fuera la mayor parte de su carrera. Ser el bailarín principal de Les Ballets de Monte Carlo, fundados nada menos que por Diaghilev en 1911, le está reportando innumerables alegrías.

"No me esperaba el premio para nada, ha sido una sorpresa. Yo no espero reconocimientos por mi trabajo. Para mí esta es como cualquier otra profesión, en la que lo importante es que te guste y poder disfrutar de mi pasión, que es bailar", explicaba ayer Uriagereka a DEIA desde Monte Carlo, dónde está preparando nuevas obras para estrenarlas en Navidad. Allí lleva más de ocho años. "Estoy a gusto en la compañía y con mis compañeros de los Ballets de Monte Carlo. No creo que esté asentado, hay que tener inquietudes por mejorar y aprender cosas nuevas, y yo las tengo".

les ballets de monte-carlo

Bailarín principal

La carrera de Asier empezó en un pequeño estudio mungiarra con Koldobike Atxa, antes de dar el paso al estudio de Jon Beitia. "Él me dijo que tenía talento para ser bailarín profesional, pero que debía invertir todo el tiempo al baile". Con sólo catorce años dejó los estudios, con el apoyo de sus padres. En cuatro años llegaron los resultados. "Fue una época difícil, porque tienes que aprender a encontrar sensaciones en tu cuerpo, ya que no estamos hechos para bailar tantas horas, pero mereció la pena". Ganó una beca Prix de Lausanne y partió rumbo a Londres. "Me di cuenta de que había logrado el mismo nivel que los alumnos que llevaban años en el Royal Ballet, en casa. Es agradable ver reconocido todo el trabajo que has hecho antes". Permaneció en la compañía londinense hasta que en 1995 llegó su debut profesional, en el Birmingham Royal Ballet.

Tras su paso por el Ballet Grand Théâtre de Genève, llegó a la compañía monegasca, dónde sigue enrolado. Desde 2004 ostenta la categoría de bailarín principal, bajo las ordenes del coreógrafo y director Jean-Christophe Maillot. Su carrera ha sido vertiginosa, pero Asier mira más allá. "Profesionalmente no aspiro a premios o reconocimientos. No hay una cota marcada. Lo que me mueve es buscar la inspiración, la creatividad. Lo que realmente me llena es el día a día, poder compartir mi carrera con grandes profesionales y poder aprender".

sin compañías vascas

Salir fuera de Euskadi

Asier lleva años trabajando lejos de casa. Partió a los dieciocho años, rumbo a Londres. "Fue una decisión que ya estaba tomada de antes, no tuve elección. Si quería dedicarme a la danza no quedaba otra opción que salir. La recompensa llega todos los días con mi trabajo y con las obras que representamos delante del público. He conseguido lo que quería", explica el bailarín.

Asier Uriagereka es consciente del gran nivel que aportan los bailarines vascos al panorama internacional. Lucía Lacarra, Alicia Amatriain, Itziar Mendizabal, Igor Yebra o él mismo, son algunos de los exponentes de esa gran generación actual. "El poder actuar en varias galas de Los vascos y la danza me ha abierto las puertas a coincidir con algunos de ellos, algo de lo que estoy orgulloso. Lo cierto es que no hay oportunidades profesionales en Euskadi y todos hemos tenido que salir. Si hubiese existido una compañía vasca quizá algunos se hubieran marchado igual, por inquietudes personales, pero al menos hubiésemos tenido la oportunidad de quedarnos. Tener una compañía hubiera sido maravilloso".

Uriagereka volverá el próximo año a Euskal Herria. "En primavera actuaremos en Bilbao y a finales de verano en Donostia", adelanta. "Soy un afortunado porque mi compañía gusta mucho en Euskadi y solemos acudir a menudo. Así puedo ver a los míos y ellos pueden ver mi trabajo, que para mí es importante. Tengo compañeros que no tienen la misma suerte que yo".

las claves

"No espero premios por mi profesión, éste es como cualquier otro trabajo, lo importante es que te guste"

"Soy afortunado porque mi compañía gusta mucho en Euskadi y venimos a menudo"

Asier Uriagereka

Bailarín de Les Ballets de Monte-Carlo

El mungiarra Asier Uriagereka recibe hoy una distinción de manos de la princesa Carolina de Mónaco.

El mungiarra Asier Uriagereka recibe hoy una distinción de manos de la princesa Carolina de Mónaco. (Foto: deia)

Dokumentuaren akzioak