Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «Un premio Max significa que te acompaña un sello de calidad»

Dokumentuaren akzioak

«Un premio Max significa que te acompaña un sello de calidad»

Egilea
Iratxe de Arantzibia
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
San Sebastian
Mota
Albistea
Data
2009/04/01

Cansancio por la celebración y una fuerte alegría son las sensaciones que se unen en el coreógrafo Jon Maya y en la guionista Mireia Gabilondo. Anteayer, ambos recogieron el Max al Espectáculo Revelación por la obra Hnuy illa, nacido de la colaboración entre el grupo de danza Kukai y el de teatro Tanttaka. «Para nosotros, es muy importante ganar el Max al Espectáculo Revelación, porque es uno de los pocos premios al que podemos acceder, ya que el resto de categorías suele estar monopolizadas por las grandes producciones y compañías. Tenemos una alegría inmensa, además, hay que tener en cuenta que partimos de la danza tradicional», señala Jon Maya.

Al escenario del Teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria, subieron ambos «totalmente nerviosos», tanto como para quedarse casi en blanco, desde la tercera fila de las butacas. «A la primera a quien se lo agradecí fue a Mireia por haber confiado en nosotros. En mi caso, me ha abierto una nueva vida en lo artístico. En ocho años de trayectoria, hemos hecho tres espectáculos con Tanttaka. Leímos una cita de Joseba Sarrionandia -La poesía ha muerto, pero yo no he sido-. También una dedicatoria a Mikel Laboa, porque siempre ha estado presente en nuestros tres espectáculos conjuntos y, cómo no, recordamos al resto de bailarines y al equipo», asegura el coreógrafo de Errenteria.
Mireia Gabilondo también tuvo un recuerdo muy especial para el fallecido compositor donostiarra Mikel Laboa. «Yo he trabajado con su voz, su obra y su arte. Nos grabó poemas para Hnuy illa y no llegó a ver el espectáculo. Tenía que decir que siempre me ha hecho mucho bien Mikel Laboa», añade Gabilondo.
No es la primera vez que Kukai-Tanttaka estaba nominado en la categoría revelación de los Max. De hecho, en el debut de su relación -1937, por las sendas del recuerdo (2002)- vivieron la misma experiencia. Ahora, han vivido la gala de manera diferente. «La otra nominación fue en Zaragoza, cerca de casa. Era la primera vez, recién estrenado 1937, y estábamos un poco peces. En esta ocasión, nos hemos tenido que desplazar a Las Palmas tres días y estás más en el ambiente. Durante la gala, todo fueron nervios y luego, una alegría desbordada», explica Maya. El coreógrafo errenteriarra abriga la esperanza de que el Max les abra nuevas puertas. «Creo que el premio significa que te acompaña un sello de calidad. Lo bonito sería obtener una gira estatal; lo que pase lo veremos con el tiempo, pero sí es cierto que el Max es un aliciente para los programadores y para el público».
Matrimonio feliz
Desde su estreno en la pasada edición de DFeria, Hnuy illa ha conseguido el respaldo del público y de la crítica. En opinión de Jon Maya, la clave se encuentra en que «es un espectáculo muy mágico, en el que confluyen varios lenguajes -danza, música, audiovisual- y en el que la poesía sale por todos los lados. Se ha juntado mucha energía positiva a su alrededor. Es un espectáculo hecho con mucho mimo, con amor al detalle. Lo más importante es que a la gente le hace sentir y cuando un espectáculo llega dentro es ahí donde triunfa».
Plenamente satisfechos con su colaboración - «con Tanttaka hay matrimonio feliz en lo personal, en lo artístico, en todo», asegura Maya-, los planes cercanos de Kukai pasan por continuar con Hnuy illa y por el próximo estreno de Soka, un espectáculo de calle que estrenan en el Umore Azoka de Leioa y para el que han trabajado con Pantxika Telleria. «Es una pieza para cinco bailarines y dos percusionistas en directo, que llevaremos a Leioa y a Valladolid. A largo plazo, sí que hay proyectos para el próximo año». El viaje de vuelta de las Canarias ha sido con un nuevo pasajero más: la escultura de Joan Brossa que los acredita como ganadores del Max Revelación, escultura que, por cierto, «pesa bastante», en palabras de un emocionado Maya.
«Un premio Max significa que te acompaña un sello de calidad»
Jon Maya -al fondo- y uno de los bailarines de 'Hnuy illa' en su representación.

Dokumentuaren akzioak