Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Un diez para la jornada de Arrate

Dokumentuaren akzioak

Un diez para la jornada de Arrate

Los actos en honor de la 'Amatxo' de los eibarreses atrajeron a miles de asistentes

Egilea
L. Llamas
Komunikabidea
El Correo
Tokia
Eibar
Mota
Albistea
Data
2011/09/09
Lotura
El Correo
Los pronósticos meteorológicos se cumplieron y el sol lució durante el Día de Arrate. La fiesta en honor a la patrona de todos los eibarreses congregó a numeroso público en la campa del enclave rural desde primeras horas de la mañana. Los más 'gaupaseros', que habían disfrutado por la noche de la bertso-afaria y el concierto de EH Sukarra, despedían la jornada mientras que otros llegaban con las pilas cargadas para disfrutar de los actos festivos.
Animados por el buen tiempo o, por el hecho de que mañana es festivo en Gipuzkoa, lo cierto es que durante toda la mañana no dejaron de llegar visitantes. Muchos se decantaron por hacer uso del transporte público mientras que otros realizaban la tradicional subida por los pasos de la Virgen. Todos ellos eso sí ataviados con zapatillas o botas de monte y una mochila donde llevar el bocadillo.
Y es que uno de los atractivos de Arrate, cuando el tiempo acompaña, es comer en la campa acompañados de familiares y amigos. Desde cuadrillas de jóvenes, hasta familias enteras, todos buscaban su sitio en las mesas para pasar la jornada. Algunos incluso se llevaban un mantel y optaban por una cómoda opción sentados en el suelo con los 'tapper' de comida incluido.
Pero las fiestas de Arrate tienen también un carácter religioso. La misa mayor de las 11.00 registró un llenó completo y fueron muchos los que siguieron a la 'Amatxo' en la procesión desde la Iglesia hasta la cruz. Un recorrido tradicional pero no por ello menos emotivo y vistoso, con una comitiva en la que el color llegaba de la mano de los bailarines de Kezka Dantza Taldea que no faltaron a su cita.
Primero, estuvieron presentes en la misa y frente al Santuario, tras la procesión, donde ofrecieron una exhibición de 'ezpata-dantza'. Después, los dantzaris se trasladaron a la campa y, bajo la atenta mirada de un numeroso público, interpretaron diversas coreografías de las 'trokeo dantzak'.
Otro de los centros de atención de la jornada fueron las txosnas que iban recibiendo gente según se iban desarrollando el resto de actividades. La sidra, el txakoli, los talos y los 'pintxos' de chorizo servían de aperitivo hasta la hora de comer.
Tradición
El programa no deparó grandes novedades con respecto a años anteriores ya que, si algo caracteriza a esta festividad, es la tradición y el protagonismo indiscutible de la Virgen de Arrate.
Tras la actuación de los dantzaris de Kezka, los trikitilaris y los bertsolaris se subieron al escenario para poner la nota musical de la mañana. Por la tarde, el programa continuó con el concurso de baile suelto para parejas, y la jornada festiva se despidió bien entrada la noche con un nuevo concierto a cargo de Ze Esatek!.
Un diez para la jornada de Arrate

Numeroso público siguió de cerca la exhibición de bailes de los dantzaris de Kezka en la campa de Arrate en una jornada soleada y con una temperatura excelente. :: L. LAMAS


Dokumentuaren akzioak