Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Un día para que la danza brille en el escenario de casa

Dokumentuaren akzioak

Un día para que la danza brille en el escenario de casa

Egilea
Itziar Amestoy
Komunikabidea
Gara
Mota
Albistea
Data
2010/05/29

Una buena cantera que, sin embargo, tiene dificultades para mostrar su producción. Así es cómo, en cierta manera, se podría resumir el panorama de los y las bailarines vascos. Muchos nombres salidos de Euskal Herria se encuentran lejos de sus fronteras realizando sus carreras. Y, más allá, las posibilidades que tienen de enseñar su trabajo en nuestro es escenarios son limitadas o, en algunos casos, inexistentes. En este oscuro panorama, la Asociación Bilbao Ballet Elkartea (ABBE) lanzó un haz de luz hace cinco años cuando puso en marcha la gala Los Vascos y la Danza. De esta forma, aunque sea por un día, artistas que están triunfando como solistas o bailarines principales pueden actuar en el Euskalduna Jauregia de Bilbo. La quinta edición llega hoy a las 20.00horas. Este año han conseguido que el nombre de Lucía Lacarra luzca en el cartel con otros artistas reconocidos como Oihane Herrero, Elvis Val y Leyre Castresana.

El director artístico de la gala, Andoni Aresti, ha aplaudido la labor de la ABBE, que recupera «un montón de artistas que están haciendo una carreras importantísimas en el extranjero. Estamos hablando de bailarines principales, de solistas, que aquí no tienen proyección». Los bailarines, por su parte, agradecen la oportunidad de bailar delante de un público cercano. «Acostumbrada a un público desconocido, me hace muchísima ilusión; es muy especial bailar en un sitio tan maravilloso como el Euskalduna», reconoce Lucía Lacarra. «Para mí es como un sueño, es la primera vez que bailo solo aquí», asegura Elvis Val, Solista del Ballet de la Ópera de Hannover, nacido en Basauri. Se alegra sobre todo de que la gente cercana que no ha tenido oportunidad de verle bailar, lo pueda hacer. Oihane Herrero, Solista del Ballet de Stuttgart, ha sido contundente: «Tenía unas ganas increíbles». Sabe que las oportunidades son limitadas, por lo que valora mucho la gala.

Lacarra, Bailarina Principal del Ballet de la Ópera de Munich, actuará por primera vez en el Euskalduna. Actualmente, es la bailarina en activo con más premios entre los que destaca el Premio Benois de la Danse, que se podría homologar como el Óscar de la danza. Es por ello que el director artístico ha asegurado que traer a Lucía era «la asignatura pendiente» de la gala, ya aprobada. Lucía ofrecerá junto al Bailarín Principal de su compañía, Marlon Dino, «La dama de las Camelias», «La Bayadera» y «Thais». La selección de estos trabajos tiene la intención de «ofrecer diferentes facetas» del trabajo de la bailarina, según ha comentado la propia artista en los pocos minutos que ha tenido a lo largo de la semana ya que, además de la gala, prepara un nuevo estreno en Munich. La primera pieza mostrará su lado «mas dramático» en el que Lucía disfruta de la interpretación. «La Bayadera» es una pieza que Lacarra cuenta que «nunca ha podido hacer» en Euskal Herria, con lo que se podrá conocer su faceta más clásica. En la tercera de ellas aporta una pieza de un coreógrafo «muy especial» para Lucía como es Roland Petit.

Oihane Herrero actuará junto a su compañero de Stuttgart en «Come neve al Sole» y «Kazimir's colours». Según describe, la primera es «amena y divertida», y la segunda es un pieza «más neoclásica, con puntas, más intensa, más sensual». Su participación en la gala he llagado a través de Alicia Amatráin, que participó hace dos años. En su opinión el problema de que iniciativas como las de la ABBE sean una excepción es que en el extranjero hay más afición a las artes. «En Alemania aunque han cerrado muchas compañías, casi cada ciudad tiene su propio teatro, con su compañía de ballet, ópera y teatro». La ilusión de actuar en la ciudad donde nació es notable en sus palabras, aunque valora mucho su carrera en Stuttgart, donde lleva desde 1997, por lo que es como su «segunda casa». «En Euskal Herria falta un poco de afición; sobre todo el ballet está un poco olvidado».

Elvis Val, por su parte, es Solista de Ballet de la Ópera de Hannover. Llega al Euskalduna con «Grand Tarantelle for Piano & Orchestra» y «Et maintenant». Del primero comenta que «es divertido a pesar de ser clásico», mientras que el segundo es «más neoclásico». Es la primera vez que actuará solo en Bilbo, por lo que está ilusionado con que mucha gente cercana, que aún no le ha podido ver bailar, lo haga. Sobre el público de Euskal Herria, valora que no está acostumbrado a la danza. «Aquí -por Alemania, donde reside- en cada ciudad hay un teatro donde todas las semanas hay danza; a la gente le da igual ir un martes o un jueves a ver danza».

La preparación de la gala ha sido dura para estos bailarines. Sus carreras siguen en activo y, en el caso de Elvis, está trabajando muy duro para la premier que tiene el próximo 10 de junio. «Trabajo hasta las seis de la tarde y luego tengo que ensayar la gala», resume respecto a las últimas semanas. Aun así, no duda en asegurar el esfuerzo extra que ello conlleva merece la pena. «Valoro mucho el esfuerzo de organizarla y estas oportunidades se dan una vez en la vida».

Leyre Castresana ha sido la última incorporación a la gala. Su participación coincide plenamente con el espíritu del día, ya que la Bailarina Principal del Ballet de Víctor Ullate ofrecerá, junto a Dorian Acosta, una coreografía del creador de Bilbo Jon Ugarriza, a su vez director artístico de MasQDanza. Para redondear la participación, la música también es de origen vasco, de Planetaleta Do. «Irheki» es, según Leyre, una pieza neoclásica con «mucha fuerza». La bailarina aceptó la invitación de participar en la gala con poca antelación, lo que supone un «gran riesgo». Aun así, la ilusión por actuar en casa lo supera todo. También valora la posibilidad de conocer a los otros bailarines, así como de compartir cartel con Lucía, «que es un mito del ballet». Respecto al coreógrafo, Andoni Aresti explica que Ugarriza «es un bailarín que está recién llegado a Bilbo y que está empezando fuerte en el mundo de la coreografía».

La gala de esta noche reúne, por tanto, en un mismo escenario a grandes bailarines que no suelen gozar de actuaciones en su casa. El director artístico ha reconocido otra intención de este evento. «A ver si seducimos a todos estos dantzaris que están fuera a que en un futuro, cuando acaben sus carreras como bailarines, vuelvan aquí y entre todos podamos levantar el panorama». Por hoy, al menos, el panorama estará por todo lo alto.

Itziar AMESTOY

Un encuentro que sirve también para lanzar gritos

En el cartel destacan solistas y bailarines principales de compañías europeas. Aun así, los organizadores también han querido reconocer otro tipo de labores que se desarrollan en torno a la danza. Así, la compañía de Gipuzkoa Verdini abrirá la gala. A través del baile, el proyecto impulsado por Isabel Verdini, trabaja la integración intelectual de gente con síndrome de Down. Esta compañía tiene un amplio recorrido en los escenarios, que pisó por primera vez en 2000. Para iniciar la gala, Verdini ha adaptado «Argira» en lugar del tradicional agurra, y estarán acompañados del dantzari Arkaitz Pascuas. Todo ello, junto a un texto de Mikel Ortiz de Arratia.

El directo artístico de la gala, Andoni Aresti, considera que estos grandes acontecimientos son una buena oportunidad «para dar gritos». Así, cree que es «un momento bonito para hacer un reconocimiento a toda esa labor de integración que se está haciendo». La coreografía que presentarán es de Isabel Verdini y, la música, de Ismael Yagüe.

Dokumentuaren akzioak