Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Un combinado con mucho sabor

Dokumentuaren akzioak

Un combinado con mucho sabor

El público abarrotó el polideportivo Olaizaga la noche del jueves para disfrutar de una variada muestra de folklore, con sonidos y danzas de Euskadi, Turquía e Irlanda

Egilea
Aitor Zabala
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Elgoibar
Mota
Albistea
Data
2008/07/26
Cada grupo ofreció una visión particular del folklore de su país que se abrió con la actuación de Haritz Euskal Dantzari Taldea. Los dantzaris de Elgoibar ofrecieron en la primera de sus dos intervenciones una representación del Ingurutxo, pieza originaria de la localidad navarra de Auritze-Burguete, que recibe este nombre porque la mayor parte de la coreografía se desarrolla en forma de círculo. La intervención contó además con una sorpresa, al abandonar los dantzaris el escenario y recorrer, cogidos de la mano y en hilera, los asientos en los que estaba el público buscando mujeres a las que todos y cada uno de los miembros del grupo fueron besando de uno en uno, entre las risas de los espectadores.
Los siguientes en actuar fueron los componentes de Gehem. El grupo turco puso sobre el escenario a un grupo de derviches en el inicio de su actuación, que interpretó una danza ceremonial vinculada al ciclo de la vida en la que los bailarines, sumidos en una especie de trance, giran y giran sin parar acompañados por una música de efectos casi hipnóticos. A continuación, ofrecieron un baile de raíces guerreras, con duelos a espada, cerrando su intervención con Adiyaman, una danza del sur de Anatolia vinculada a la cosecha.
La actuación de Absolutely Legless trajo hasta Elgoibar los ecos de Irlanda con una actuación marcado por el vistoso zapateado de los bailarines en las diferentes piezas, y las hermosas melodías que interpretaba el conjunto musical que los apoyaba.
El cierre del festival llegó con la segunda intervención de Haritz, que, en esta ocasión, ofreció el Carnaval de Baja Navarra. Ataviados con vistosos tocados en la cabeza, los hombres, y con elegantes trajes de época, las mujeres, interpretaron las diferentes piezas que componen esta alegre composición (Martxa, Ahuntza, Segidak, Sorginak eta Euskaldunak, Kadrille y Dantza Luze) antes de despedirse del público en medio de una sonora ovación, que sirvió para premiar y reconocer el trabajo que dantzaris y músicos realizan a lo largo del año.
Pero antes del adiós definitivo, el festival estuvo marcado por el homenaje a Kontxi Ezenarro, Mirari Zubizarreta, Jesusa Azpitarte y Mila Astigarraga, cuatro mujeres que durante muchos años han trabajado para Haritz cosiendo los trajes que lucen los dantzaris elgoibarreses durante sus actuaciones. Kontxi, Mirari, Jesusa y Mila subieron al escenario y recibieron de manos de los miembros de Haritz Euskal Dantzari Taldea sendos recuerdos, antes de retirarse entre los aplausos del público.


Un combinado con mucho sabor
Haritz cerró su participación en el festival de folklore con la interpretación del colorista y vistoso Carnaval de Baja Navarra. /AITOR

Dokumentuaren akzioak