Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Un bolero para cien

Dokumentuaren akzioak

Un bolero para cien

Komunikabidea
Deia
Mota
Albistea
Data
2008/07/22

Cada año, el verano es sinónimo de reunión para los músicos de la Joven Orquesta de Euskal Herria. Once profesores han guiado el trabajo musical del centenar de talentos que conforman el grupo. Un grupo que nunca es el mismo, ya que la EGO renueva anualmente su plantilla en un 30%, tratando de fomentar con ello el relevo generacional, dando la oportunidad a que nuevos músicos participen en su proyecto.

El complejo educativo de Eibar ha servido este verano como centro de ensayo y preparación. Además de la internacional selección de profesores de música, que no ha sido el único tema sobre la mesa. Sobre el atril. La ergonomía también ha tenido cabida dentro de las actividades estivales de la orquesta, de la mano de Joxean Estebanez. El fisioterapeuta ha ayudado a los intérpretes a conocer su cuerpo, a saber cuáles son las mejores posturas que deberán adoptar con su instrumento para evitar lesiones, una realidad muy común entre los profesionales de la partitura.

Y precisamente la partitura ha sido el principal núcleo de trabajo de la ego. En el apartado de cámara, piezas de Aragües, Villalobos, Maleta, Brotons y Diz han compuesto el repertorio, mientras que en la vertiente sinfónica dos han sido las obras elegidas.

Pájaro de Fuego , de Stravinsky, y El Bolero , de Ravel, son las dos composiciones con las que la EGO gira desde el lunes pasado. El Festival de Música Iberoamericana de León vivió el estreno de las piezas, que, tras pasar por Bakio y por Donostia (ayer), llegan hoy a Vitoria. Además de los aficionados, a buen seguro los propios intérpretes acercarán público al Principal, no en vano doce de ellos son de origen alavés.

La velada comenzará con los músicos de la EGO en solitario, encendiendo desde sus instrumentos el alado pentagrama de Stravinsky, bajo la dirección de Juan José Ocón. La música convoca imágenes en los espectadores. Y esta vez también se acompañará de ellas. En la segunda parte del concierto, los diez bailarines de origen europeo que conforman el Ballet Biarritz Junior -con tres años de trayectoria- traducirán a la plástica corporal las melodías de Ravel.

95 jóvenes músicos. Diez jóvenes bailarines. Un torrente de ilusión y esfuerzo que suma a la batuta de Ocón la coreografía del laureado bailarín francés Thierry Malandain. Una delicatessen para este último tramo de julio en Vitoria.

 

La Joven Orquesta de Euskal Herria en una visita anterior al Teatro Principal de la capital alavesa, hace dos temporadas.

Dokumentuaren akzioak