Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Un baile con Joseba Sarrionandia

Dokumentuaren akzioak

Un baile con Joseba Sarrionandia

kukai y tanttaka presentan en dferia, el día 11, su última coproducción, 'Hnuy Illa'. Mireia Gabilondo dirige la coreografía de Jon Maya, con la colaboración de Laboa, Ordorika y Berasarte

Egilea
Ruth Perez de Anucita
Komunikabidea
Noticias de Gipuzkoa
Tokia
Donostia
Mota
Albistea
Data
2008/07/02

Las dos compañías vascas vuelven a sumar sus talentos, después de las experiencias de 1937, por las sendas del recuerdo y Otehitzari biraka , para presentar Hnuy Illa , una obra de título difícil y de fácil seducción: cuenta con el prestigio de Jon Maya, la sensibilidad de Iñaki Salvador, las colaboraciones extraordinarias de Mikel Laboa, Ruper Ordorika y la fadista donostiarra Maria Berasarte.

Aunque el preestreno se celebró en Errenteria, -la localidad natal de Kukai-, y a pesar de que Zumarraga y algunos municipios vizcaínos ya han asistido a la representación, el carácter de estreno se ha reservado para la actuación del día 11, en el marco de dFeria, la XIV edición del festival donostiarra de artes escénicas.

El amor, el desamor, la soledad, la oscuridad, la propia poesía e, inevitablemente, el exilio pueblan los versos y el montaje, cuya concepción, según explica su directora y guionista, Mireia Gabilondo, empezó como "algo más general", poesías de autores distintos, pero finalmente se decantaron por el poeta más seleccionado: Joseba Sarrionandia. Era una vieja ambición de Gabilondo, que hace varios años ya intentó organizar un recital con el actor Asier Hernández, que también participa en la propuesta de Kukai y Tanttaka. "Se cierra un círculo", celebra la directora.

Se ha aventurado que ésta es la coproducción más "abstracta" de las tres, aunque Gabilondo matiza que "con Oteiza había mucha poesía. La diferencia es que yo tenía claro que Oteiza debía estar en el escenario, y en este caso solamente están los poemas, aunque solamente no es la expresión apropiada", señala.

Para traducir el universo poético de Sarrionandia, la guionista se ha dejado llevar por "el conocimiento, el sentimiento y la emoción", y no sólo ha buscado trasladar "palabra a palabra" a una imagen. "Incluso está lo que no está dicho con la palabra", asegura. "Lo más costoso ha sido elegir los poemas, descartarlos, desprenderse de ellos, porque cuando te gusta la poesía de alguien, siempre te empapas, necesariamente".

El poso que deja de la obra -cuyo título procede de un poemario Hnuy Illa Nyha Majah Yahoo , inspirado a su vez, al parecer, en los viajes de Gulliver- es "sugerente". "Lo fundamental es que hablamos de temas que llevan en el interior todas las personas. Es un espectáculo íntimo, sensual, con un punto de melancolía. Se mezclan diferentes sentimientos y colores", describe su coreógrafo, el errenteriarra Jon Maya, quien no disimula su satisfacción con el resultado. "El público se emociona. Espero que sea una propuesta de largo recorrido".

Partiendo de las danzas tradicionales, Kukai indaga más que nunca en un lenguaje contemporáneo. "Los bailarines de Kukai venimos de la danza tradicional; Kukai nace precisamente con la idea de emplear la riqueza de la danza tradicional para fusionarlo con otras disciplinas artísticas y formas de pensar", explica Maya. En este proceso, "yo me he ido enriqueciendo, los bailarines se han ido formando, y ahora hacemos un trabajo más maduro y completo, y tiene más elementos que la danza tradicional". En el caso de Hnuy Illa , "la estética pedía también una puesta de escena y un comportamiento más contemporáneo. Siempre digo, muy orgulloso, que venimos de la danza tradicional, que es nuestra base para trabajar con otros ámbitos".

En la primera colaboración de las dos compañías, para hablr sobre la Guerra Civil, recurrieron a un disco de Juan Mari Beltrán. Cuando gravitaron sobre el universo oteiziano, compusieron expresamente la música para el espectáculo. Esta vez han repetido el esquema, encargado a Iñaki Salvador, que ha creado una música "preciosa", según Maya, que "no adopta un protagonismo excesivo pero es un acompañamiento genial para el espectador y para los bailarines. Es muy variada, pero mantiene una coherencia importante de principio a fin", piropea.

Maya y Gabilondo coinciden en subrayar la voz de Maria Berasarte, una donostiarra que entona un hermoso fado basado en un poema del autor vizcaíno escrito originalmente en portugués. Promete ser uno de los momentos más fascinantes del montaje.

Mikel Laboa y Ruper Ordorika, quienes han aproximado la obra poética de Sarrionandia a una parte de su público por primera vez, a través de la música, recitarán poemas junto a Gabilondo, Laia Bernues -hija de la directora-, Hernández y el propio Sarrionandia, que se personará mediante una antigua grabación. A veces los versos se escuchan dentro de una canción, o son poemas musicados. Y junto a las composiciones de Salvador, se versionan un tema de Laboa o se toma prestado uno de su último disco, Sustraiak han dituenak .

Cinco de los siete bailarines que participan en 'Hnuy Illa', con Jon Maya, de camisa blanca, en el centro.Foto: n.g.

Dokumentuaren akzioak