Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Triunfo tribal

Dokumentuaren akzioak

Triunfo tribal

Sacre

Obras: "L'Après midi d'un faune", "Scene d'Amour" y "Sacre". Coroegrafía y dirección: Sasha Waltz. Repetidor: Juan Kruz Diaz de Garaioa. Interpreta: Sasha Waltz & Guests. Música: Claude Debussy, Hector Berlioz e Igor Stravinsky. Lugar: Auditorio del Kursaal. Fecha: 14-m-2016. Aforo: Completo.
Egilea
Iratxe de Arantzibia
Komunikabidea
Diario Vasco
Mota
Kritika
Data
2016/03/15

Todo un acontecimiento de primera magnitud para la danza contemporánea en Gipuzkoa es lo que vivió anoche en un abarrotado Auditorio del Kursaal. Sasha Watlz mostró tres facetas diferenciadas en un programa completo también en lo musical.

"L'après-midi d'un faune" inició la velada con una propuesta surtida de infinitos guiños al original de Nijinsky (1912), tanto en el buscado hieratismo como el la forzada gestualidad, que, en su época, vino inspirada por los dibujos de las ánforas griegas. En una atmósfera de caluroso verano, la tarde propicia el encuentro galante de ninfas y faunos, desembocando en la escena más libidinosa, producto de la imaginación o de la realidad. Con un ciclorama cuajado de inmensas manchas de color , el cromatismo imbuye la pieza tanto en la escenografía, vestuario o luces. Pese al derroche de color, "L'Aprés-midi dún faune" no termina de levantar el vuelo, quedando una pieza relativamente plana. Como contrapunto, "Scène d'Amour" ofrece un aspecto más neoclásico, en una obra que sublima el sentimiento del amor y que resultó del agrado de público más tradicional que poblaba el patio de butacas.

La apoteosis final vino de la mano de "Sacre", todo un exponente de aquello que es predicable de la danza expresionista alemana. La idea del rito, los códigos compartidos y unas poderosas raíces hacia la tierra confluyen en la obra, en el que el legazpiarra Juan Kruz Diaz de Garaio ejerce de anciano de la tribu. Sobre la ruda música de Stravinsky, Sasha Waltz & Guests mostró su mejor cara en una pieza con sutiles homenajes a Pina Bausch (1975). La coreógrafia germana resuelve de manera  sobresaliente la noción de uniformidad del grupo, asi como la brutalidad inherente en el sacrificio de la tierra electa para conservar el equilibrio. Fantástico cierre de la velada que se rubricó con una calurosa ovación de cinco minutos.

Dokumentuaren akzioak