Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Tras una enriquecedora experiencia de cinco meses en Argentina, regresó a Euskal Herria el dantzari Aitor Alava

Dokumentuaren akzioak

Tras una enriquecedora experiencia de cinco meses en Argentina, regresó a Euskal Herria el dantzari Aitor Alava

Komunikabidea
EuskalKultura.com
Mota
Albistea
Data
2005/01/07

Buenos Aires, Argentina. La curiosidad por conocer Argentina, más concretamente el circuito de las euskal etxeas, le surgió a Aitor Alava, integrante del Aiara Dantza Taldea, en circunstancias particulares. Había resuelto mejorar su euskera y por ello decidió ingresar en el barnetegi Maizpide de Lazkao. Fue allí que conoció a miembros de la comunidad vasca de Argentina que le hicieron saber acerca de los cuerpos de dantzaris existentes en la Diáspora vasco argentina. Comenzó entonces a contactar con las euskal etxeas, ofreciendo su ayuda y no fueron pocas las invitaciones que recibió.



En sus cinco meses de estadía, este apasionado dantzari alavés visitó una docena de euskal etxeas: Euskaldunak Denak Bat de Arrecifes, Laurak Bat y Eusketxe de Buenos Aires, Urrundik e Ibai Guren de Paraná, Gure Etxea de Suipacha, G. Larregui de Chacabuco, Villegasko euskaldunak de Gral Villegas, Euzko Etxea de La Plata y la Asociación Vasca de Trenque Lauquen entre otras. En ellas encontró “gente con muchas ganas, aunque también con muchas urgencias”, según confiesa a euskalkultura.com.



Aunque en lo personal valora la experiencia como muy positiva, lamenta que la labor desarrollada haya estado coyunturalmente orientada sobre todo a la urgencia que significaba el encuentro de la Semana Nacional Vasca --celebrada en su edición de 2004 durante la segunda quincena de octubre en la localidad bonaerense de La Plata--, una ocasión en la que los cuerpos de baile de las diferentes euskal etxeas argentinas realizan su presentación más esperada.



Sin embargo, no todo fue marcado por la urgencia. En Eusketxe de Buenos Aires tuvo la oportunidad de brindar un taller trimestral para adultos y comentar acerca de la historia y la simbología de la euskal dantza en la charla que brindó con motivo del cierre del ciclo. Asimismo, dictó también una conferencia en Toki Eder, la euskal etxea de José C. Paz, donde aguardan su regreso con ilusión ya que le han solicitado su colaboración para formar un cuerpo de dantzaris.



Y no son los únicos. También otras euskal etxeas argentinas cuentan con su asistencia, “sobre todo, aquellas donde los cuerpos de baile son más pequeños, por ejemplo en Arrecifes, en Paraná ”, dice Aitor, quien a poco de partir de Argentina ya está pensando en regresar a nuestro país, “seguramente hacia marzo”, para continuar con el desarrollo de la labor iniciada en los últimos cinco meses.

Dokumentuaren akzioak