Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Trajes de carnaval en el Museo

Dokumentuaren akzioak

Trajes de carnaval en el Museo

Egilea
Felix Morquecho
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Eibar
Mota
Albistea
Data
2011/12/14
Lotura
Diario Vasco
Si hay unos elementos importantes en el carnaval, esos son los trajes que sirven para ocultar el rostro de cada participante. El grupo de danzas Kezka puso en marcha en 2008 una fiesta dirigida a recuperar el espíritu propio de esta celebración. Entonces se tomaron unos elementos comunes al carnaval de distintos puntos de Europa, con referencias también al folclore vasco y pinceladas antiguas del carnaval en Eibar. Con todo ello se completaron dos formaciones y mañana (19.00 horas) se abrirá una exposición en la que se podrán ver los trajes que salen a la calle el sábado anterior a Jueves Gordo.

El Museo de la Industria Armera será el escenario que acogerá esta muestra. En ella se podrá ver una docena de trajes de la comitiva que cada año recorre una parte de los caseríos de Eibar para acudir después a las calles del centro. Por una parte están los koko-dantzariak, un cuerpo de bailarines uniformados que consta de entre ocho y doce componentes. Junto a ellos desfilan de manera informal koko-marruak, una serie de personajes con distintas orientaciones.

«No estarán todos porque algunos non son sencillos de colocar si no hay una persona debajo» reconoce desde Kezka Oier Araolaza. Hay viudas, ancianos, fulanas y otros personajes con distintas funciones, unos anuncian la fiesta con sus cencerros y otros se encargan de la cuestación.

La mayoría de los personajes que forman koko-marruak nacieron el primer año, pero algunos se han incorporado después. «Lo que ocurre es que llegamos a un momento en que la comparsa es demasiado numerosa y nos estorbamos al ir por los caseríos. Por eso hemos parado la producción» señala Araolaza. El origen de los trajes y personajes es diverso. La base del carnaval que se repite en distintos puntos del continente tiene su influencia. «Son arquetipos, un tipo de personajes que aparecen en el carnaval de distintas formas» explica Araolaza. «Uno muy claro es el oso. Este disfraz aparece en infinidad de carnavales y se identifica muy fácil aunque no sea un oso biológico. Nos han preguntado a ver por qué el oso lleva cuernos si un oso no los tiene. Hay que remarcar que es un arquetipo que se representa en el carnaval y no se busca una fidelidad con el animal».

Mancharse la cara

Decía Toribio Etxebarria que bastaba con mancharse la cara para estar disfrazado. Esa búsqueda del anonimato es un eje muy importante del carnaval y es lo que tratan de recuperar desde Kezka. «Es algo que en nuestro concepto urbano del carnaval no está tan claro» señala Araolaza. Entre las referencias que se buscaron a la hora de formar la comparsa de koko-dantzariak y koko-marruak no faltaron las que atañen al Eibar antiguo. «Sabemos que en una época, cuando un casero cazaba un zorro iba haciendo una cuestación con él de caserío en caserío» indica como origen de unos de los personajes de la comitiva. «Y teníamos claro que haríamos un baile con palos porque Toribio Etxebarria escribe que 'ya están los jóvenes preparando el baile con palos para carnaval'. No lo hemos conocido pero sabemos que sería algo similar». A ello se suman los nombres con los que fueron bautizados los distintos personajes, tomados de la historia popular de la ciudad.
A finales de enero, los dantzaris de Kezka tendrán que acudir al Museo para dar por finalizada la exposición, ya que deberán vestirse unos trajes que les llevarán de caserío en caserío. Hasta entonces habrá tiempo de verlos de forma pausada en una exposición con regusto a fiesta carnavalera.

Trajes de carnaval en el Museo

Carnaval. Los trajes salen a los caseríos y a las calles una vez al año, pero a partir de mañana se podrán ver expuestos. :: FÉLIX MORQUECHO

DATOS

Exposición: Koko-marruak.
Inauguración: Mañana jueves a las 19.00 horas.
Cuándo: Hasta el 27 de enero, en horario de 16.00 a 20.00 horas de miércoles a sábado y de 10.00 a 13.00 en domingos.
Dónde: Museo de la Industria Armera, en la quinta planta de Portalea.

 

Dokumentuaren akzioak