Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Tradición y modernidad

Dokumentuaren akzioak

Tradición y modernidad

Crítica, Ballet de Tokyo

Komunikabidea
Diario de Noticias
Mota
Kritika
Data
2008/06/01

Las tres coreografías presentadas corroboran la importancia de Béjart para la danza contemporánea. Algunas de ellas, realizadas hace cuarenta años, mantienen una vigencia asombrosa, y todavía siguen influyendo en los movimientos actuales. Bugaku es una obra atrevida en el trato corporal, compleja en los pasos, mucho más complicados de lo que parece, y que muestra la supervivencia de lo fundamental -la pareja- en medio de un Japón que se debate entre la influencia occidental -sobre todo la norteamericana- y la tradición. El movimiento robótico se conjuga con el fraseo clásico de los pasos a dos y a cuatro. Muy interesante y contemporánea.

Bhakti III se pasa al orientalismo hindú. Fundamentalmente influenciada por las posturas del yoga, es una coreografía de danza sagrada, bellísima en sus estampas de figuras y magistralmente bailada por las puntas de Mizuka Ueno, felizmente replicada por Haruo Goto, como Shiva.

Pero el plato fuerte de la tarde era el magno ballet The Kabuki suite , que Béjart dedicó a Japón, y que tanto nos impactó cuando lo vimos en la Quincena Donostiarra en el año 1986. He de constatar que la obra sigue con la vigencia de un clásico y que no ha perdido nada de lo que es: un gran fresco de la cultura japonesa donde conviven las pinturas de Hokusai, los delicadísimos movimientos de grulla, la trágica ceremonia del Seppuko -el suicidio japonés-, la marcial narrativa de la batalla o las breves alegrías del amor. Todo bajo el predomino de un blanco intenso que, no debemos olvidar, para los japoneses es de riguroso luto. En Kabuki predomina la tensión. Todos los bailarines, desde los solistas hasta el nutrido cuerpo de baile, están siempre en una tensión acentuada por movimientos rápidos, cortantes, de brazos y pies encorsetados en la tradición del teatro japonés. Hay respiros clásicos, como los solos de bravura realizados al estilo de los ballet tradicionales, de exhibición. Pero es el contraste entre el ensimismamiento y la introversión de los solos o los grupos reducidos -extraordinario el número de las chicas con los kimonos que visten de dos en dos-; y los grandes pasajes de fuerza con el tutti de la compañía, lo que hacen de este ballet un espectáculo original, muy distinto a lo que se suele ver. Impresionante.

Un buen cierre de temporada, como casi todos los espectáculos que han compuesto el ciclo. Concretamente, en ballet ha venido lo mejor que circula por ahí.

 

BALLET DE TOKyO

Director artístico: Munetaka Lida.
Director general: Tadatsugu Sasaki.
Programa: Monográfico con coreografías de Maurice Béjart: 'Bugaku', con música de Toshiro Mayuzumi; 'Bhakti III', con música tradicional india; 'The Kabuki suite', con música de Toshiro Mayuzumi.
Programación: Ciclo de la Fundación Baluarte.
Lugar: Auditorio Baluarte.
Fecha: Viernes, 30 de mayo de 2008.
Público:
Lleno.

Dokumentuaren akzioak