Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Sorgin dantza y tximinoa

Dokumentuaren akzioak

Sorgin dantza y tximinoa

Antzuola cumplió con la tradición del Domingo de Carnaval pero refugiados de la lluvia en el frontón

Egilea
J.A. Migura
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Antzuola
Mota
Albistea
Data
2007/02/19

Bajo la cubierta de un frontón a rebosar de máscaras y personajes, los dantzaris de Oinarin y los antzuolarras escenificaron las piezas que caracterizan su tradición.

Grupos infantiles y femeninos presentaron el repertorio de bailes, y para cerrar llegó la Sorgin Dantza. Cerca de hombres (nueve vestidos de mujer y otros tantos de hombre con un cucurucho en la cabeza) ejecutaron la pieza que conserva pasos propios de otros bailes pero destaca por su caracter cómico. El público disfrutó con los movimientos y provocaciones de los dantzaris mientras el har-tza, tximino y domadorea se dedicaron a atemorizar a los niños e incordiar a los espectadores y dantzaris allí presentes.

La Sorgin Dantza es una pieza que sólo se puede disfrutar en An-tzuola. Un baile con mucho parecido a la Tximino dantza de Are-txabaleta.

No se sabe desde qué fecha se baila la danza de las brujas. Alrededor de 1922 un grupo de baile lo caracterizó. Se calcula que se ofrece desde finales del siglo XIX. Y en 1990 el grupo de baile Oinarin recuperó esta tradición, y al siguiente año salieron a las calles el mono, el oso y el domador.

Ayer los recorridos previos al encuentro del mediodía en el Frontón, soportaron los chaparrones. Dantzaris masculinos y femeninos recorrieron el casco urbano para recordar la tradición inicial de visitar los caseríos y después bajar a la calle.

En el Carnaval el oso y el domador se pueden ver en otros pueblos del Euskal Herria, pero el mono no se encuentra en otro sitio. Los investigadores apuntan que a principios de siglo el mono sustituía al diablo.

Dokumentuaren akzioak