Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka 'Símbolos', de Juan Antonio Urbeltz

Dokumentuaren akzioak

'Símbolos', de Juan Antonio Urbeltz

El escritor afirma que esta clase de danzas son un resto de prácticas de conjuro contra plagas y enfermedades

Egilea
A. Oliveira Lizarribar
Komunikabidea
Noticias de Navarra
Tokia
Pamplona
Mota
Albistea
Data
2000/10/31

A la presentación de la obra asistió también Humberto Astibia, paleontólogo y amigo de Urbeltz, quien le encargó el prólogo de esta nueva incursión en las raíces más profundas de las culturas populares. Astibia calificó de "honor" esta oportunidad, ya que, según dijo, se trata de un libro que aporta una visión única e innovadora acerca de esta clase de acontecimientos. "Los planteamientos de Juan Antonio forman una hipótesis que aporta madurez a la ciencia del folklore", apuntó este profesional con la seguridad de que esta obra creará polémica, "lo que sería una señal de que sus planteamientos son acertados"

Carnaval, San Juan y más

Con respecto a la teoría que presenta Los bailes de espadas y sus símbolos, Astibia defiende que la conclusión más general a la que llega Urbeltz "podría resumirse indicando que la mayor parte de las celebraciones intersolsiticiales no constituyen sino un gran conjuro contra las enfermedades y las plagas, encarnadas en los insectos".

En este sentido, el autor apuntó que el germen del estudio se plantó cuando investigaba para su trabajo anterior, Alardeak. Entonces, conoció numerosos bailes de armas que se desarrollaban en distintos pueblos de Europa y determinó que la mayoría representaban la lucha contra los insectos, sobre todo langostas y mosquitos. "Muchas veces se ha hablado de esta clase de manifestaciones culturales desde un punto de vista optimista y se ha señalado que su sentido es demandar la fertilidad -subraya el escritor-; yo, sin embargo, las veo como un modo de alejar el mal". Y puso ejemplos como el Carnaval de Lanz, en el que, según sus teorías, Ziripot sería un insecto en estado larvario; el zaldiko una langosta y el gigante Miel Otxin encarnaría al hambre. En el mismo sentido se puede hablar de las fiestas de San Juan, en las que "las hogueras vespertinas y las fiestas de moros y cristianos, con sus ritos fijados en las orillas de mares y ríos, incidían en su afán por destruir y alejar las nubes de mosquitos y otros insectos hechas realidad".

Dokumentuaren akzioak