Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Seis décadas con la danza en sus pies

Dokumentuaren akzioak

Seis décadas con la danza en sus pies

Aniversario del grupo de danzas

Egilea
Miguel A. Pardo
Komunikabidea
Deia Noticias de Bizkaia
Mota
Albistea
Data
2012/05/04
Lotura
Deia Noticias de Bizkaia

EL grupo de danzas Bizi Nai de Solokoetxe está de celebración y es que no se cumplen todos los días 60 años. Seis décadas en las que el mundo ha cambiado mucho, pero en este tiempo ellos han trabajado de forma incansable con un único objetivo: "Defender y dar su espacio a nuestra cultura", confiesan Julen Renteria, Jon Mirena y Gotzon Gamboa, tres de los fundadores de este grupo de danzas que ha logrado perdurar pese al inexorable paso del tiempo y el cambio de tendencias.

La andadura de esta "cuadrilla de amigos" comenzó oficialmente en 1952, pero para acudir a las raíces de su nacimiento hay que remontarse dos años más atrás, a 1950. Por aquel entonces, el barrio desprendía aroma a cultura por los cuatro costados. Diversas organizaciones convivían en el salón de actos de la parroquia de San Antón y de esa relación entre colectivos, estos jóvenes, que por aquel entonces tenían trece años, conocieron a Patxi Alzola, txistulari del Orfeón de San Antón. "El fue quien nos lió para que empezamos en todo esto", rememoran Julen, Gotzon y Jon. De esas primeras experiencias aprendieron a zortzikos, jotas... En ello, tuvo también mucho que ver Sabin Alzola, hermano de Patxi, quien había sido dantzari. "Está claro que antes hubo un buen caldo de cultivo para que surgiese Bizi Nai", asegura Julen.

En el nacimiento del grupo, en 1952, hubo ocho fundadores, pero pronto empezaron a sumarse chicos y chicas de Solokoetxe. "Antes no había tantas cosas como ahora, además la situación política era muy diferente y el baile era para nosotros la forma de reivindicarnos culturalmente", explica Gotzon. Reivindicaciones que enganchaban cada vez a más jóvenes que se acercaban en masa a la sede del grupo en el número 9 de la calle Solokoetxe. Pudieron crear un grupo de chicos, otro de chicas y uno mixto. "Da la casualidad de que de los primeros compañeros que formamos el grupo, casi todos somos pareja en la actualidad", indica Go-tzon.

Ellos fueron los pioneros, los impulsores de una organización que jamás pensaron que perduraría tanto en el tiempo. "Cómo íbamos a pensar con trece años que nuestro grupo iba a durar tanto, éramos unos críos", exclama Julen. La primera actuación fue en Larrabetzu, el 8 de mayo de 1952, justo horas después de hacer la presentación ante el párroco de San Antón, don Claudio Gallastegi. Los inicios les dejaron multitud de anécdotas, la defensa de la cultura vasca no era una tarea fácil en pleno franquismo. "Antes de actuar teníamos que pasar un informe a las autoridades de qué bailes íbamos a hacer", rememora Jon. El punto crítico llegaba cuando hacían el baile de la bandera, esa era la danza prohibida a no ser que se diesen unos condicionantes. "Solo podíamos bailarla si lo hacíamos con los lazos de la bandera española, pero nunca los pusimos, siempre colábamos como podíamos algún distintivo vasco", explica Gotzon.

Entre las anécdotas propias de la época, recuerdan una vez que la Guardia Civil les paró en Artxanda tras una actuación. "Se nos aparecieron en el monte sin más ni más, acabamos en el cuartel de Begoña y allí nos quitaron los kaikus", señalan. Cuando les dejaron salir de las dependencias policiales, se encontraron sus kaikus en el suelo y se agacharon para recogerlos: "Al agacharnos nos pusieron finos, nos dieron con todo lo que pudieron", comenta Gotzon.

LLEGAR A LOS 60, UN MILAGRO Por todo ello explican que para bailar había que "llevarlo en la sangre, tenías que tener una gran motivación, era una forma de liberarnos". De esta forma, aseguran que a lo largo de estos 60 años "más de mil personas han pasado por Bizi Nai". Muchas de ellas por la antigua sede del número 9 de la calle Solokoetxe, donde ensayaban y realizaban todas sus actividades como grupo. Eso fue hasta principios de los 80, cuando un desgraciado incendio acabó con este local. "Desde entonces hemos ido de un lado para otro y así es muy difícil fidelizar a la gente", aseguran. San Francisco o Zabala han sido algunos de los enclaves en los que han llevado a cabo su actividad de forma nómada y sin un lugar en el que guardar sus materiales.

Por eso, en la actualidad, sus reivindicaciones giran en torno a que las asociaciones de Solokoetxe tengan un centro cívico en el que poder desarrollar sus actividades. "Ese es nuestro objetivo para nuestro 60, 61, 62 aniversario o hasta que lo tengamos", asegura Estibaliz Mardones, presidenta actual de Bizi Nai y que encarna el relevo generacional que se ha dado en este grupo, pese a todos los altibajos que han sufrido en su trayectoria. "Con todas las dificultades quehemos sufrido es prácticamente un milagro que hayamos cumplido 60 años", comenta Julen.

Un aniversario que celebrarán por todo lo alto este fin de semana. "Queremos que esta celebración sea un reencuentro entre la mayor gente posible que hemos formado parte de Bizi Nai", explican Julen y Gotzon. Por ello, están realizando listas de todos los que han pasado por el este grupo. "Pero seguro que se nos escapa alguno, por eso estaría bien que la gente se pusiese en contacto con nosotros en nuestra sede en Solokoetxe 12", explican con esperanza de que para el próximo fin de semana hayan encontrado a muchos más compañeros.

CELEBRACIONES LOS DÍAS 4 Y 5 Las celebraciones comenzarán hoy a las 18.00 horas con una kalejira que discurrirá por el barrio. Además, a las 20.00 horas actuará el Coro de San Antón. Por su parte, los actos continuarán mañana con una kalejira de txistularis a las 11.00 horas. Una hora más tarde, la parroquia de Covadonga acogerá una misa en la que recordarán a los difuntos. Naturalmente, el baile también tendrá su espacio a partir de las 12.45 horas. Esto será el preludio al acto estrella de las celebraciones de este 60 aniversario: la comida popular que se celebrará en las escuelas de Solokoetxe. Todo ello, finalizará con una gran romería a partir de las 17.00 horas.

De esta manera, el grupo Bizi Nai celebrará su 60 aniversario por todo lo alto y continúan forjando el futuro de las danzas en Solokoetxe con un grupo de 40 txikis. "Ahora estamos empezando a repuntar, aquí pasamos por continuos altibajos", explica Estibaliz. "La mayoría ahora son chicas, porque no sé por qué a los chicos les cuesta mucho más apuntarse", prosigue.

En ello, tanto la actual presidenta de Bizi Nai como los veteranos creen que influye el hecho de que "ahora los jóvenes tengan muchas formas de divertirse". Pese a todo, estos 40 txikis garantizan el futuro de este grupo de danzas que lleva 60 años al pie del cañón con el objetivo de divertirse y defender el pasado, presente y, por supuesto, el futuro del folclore euskaldun.

En imagen, un instante de la primera actuación del grupo Bizi Nai, que tuvo lugar el día 8 de mayo de 1952 en Larrabetzu, con motivo de unas fiestas que allí se celebraban.

En imagen, un instante de la primera actuación del grupo Bizi Nai, que tuvo lugar el día 8 de mayo de 1952 en Larrabetzu, con motivo de unas fiestas que allí se celebraban. (FOTOS: BIZI NAI)


  • La imagen de la izquierda recoge los primeros integrantes del grupo mixto de danzas de Bizi Nai.
  • Con el paso de los años, el grupo Bizi Nai ha sufrido altibajos y los principales problemas de esta formación han sido la ausencia de un relevo generacional

 

Dokumentuaren akzioak