Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Sed de clásico

Dokumentuaren akzioak

Sed de clásico

Egilea
Iratxe de Arantzibia
Komunikabidea
Diario Vasco
Mota
Kronika
Data
2009/08/21
Ángel Corella posee la extraordinaria virtud de conseguir el favor del público, dé ocho que ochenta piruetas. Si a ello se le suma la audacia de montar una compañía de clásico en el páramo español, no puede sino calificarse su actitud de arriesgada. Para el debut en mayúsculas del Corella Ballet, seleccionó una compleja obra del gran repertorio, La Bayadera, en la versión extendida de Natalia Makarov, creada para el American Ballet Theater, en 1980. En el cuerpo de baile es donde radica gran parte de la fuerza motriz de este espectáculo, que ofreció una notable actuación en la velada donostiarra. La procesión de las 24 bayaderas en el Reino de las sombras, en el acto blanco, tuvo una ejecución sobria, buena muestra de la savia joven y de las muchísimas horas de trabajo de los ilusionados bailarines, entre los que se encuentra el donostiarra Ion Agirretxe. Precisa e impecable resultó la corta e intensa intervención de Joseph Gatti, en el rol del Ídolo de Bronce, quien cosechó una importante salva de aplausos.
El trío protagonista estuvo conformado por un Ángel Corella -en el papel de Solor-, experto sabedor de sus puntos fuertes en giro y salto, una contenida Kazuko Omori -en la piel de Nikiya- y el torbellino, a veces, excesivamente confiado de Adiarys Almeida -corporeizando a la malvada Gamzatti-. Con una duración cercana a las tres horas y otros tantos actos, La Bayadera, exótica obra ambientada en la India, fue recibida como la necesaria gota de agua del sediento público donostiarra. Había ganas de disfrutar de un gran clásico, tal y como demostró el lleno total del aforo o la gran ovación de seis minutos al Corella Ballet. Son de agradecer estos pequeños resquicios de Quincena Musical para el ballet clásico.
Hoy, a las 20.00 horas, segunda oportunidad de disfrutar del amor imposible de Solor y Nikiya, truncado por Gamzatti y el pérfido Gran Brahmán. En el elenco de esta tarde, Ian Mackay se encargará de dar vida a Solor, secundado por Carmen Corella en la piel de Nikiya y Ashley Ellis, como Gamzatti, junto a Fernando Bufalá, en el Ídolo de Bronce, en esta Bayadera del Corella Ballet.
 

Dokumentuaren akzioak