Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Se enciende el 'inauteri' en la Llanada

Dokumentuaren akzioak

Se enciende el 'inauteri' en la Llanada

Komunikabidea
Diario Noticias de Álava
Mota
Albistea
Data
2009/02/08

El carnaval, denominado en euskara inauteri o ihauteri , se festejaba antiguamente en todas las comunidades rurales de Euskal Herria y del resto de Europa. La Llanada no era ajena a ello y, hasta 1936, se celebraba en casi todos sus pueblos.

El carnaval rural tiene poco que ver con el que modernamente se celebra en casi todos los núcleos urbanos, en el que los participantes se limitan a disfrazarse. Como festejo organizado se estructura en la Edad Media, es hijo del cristianismo, aunque en él pervivan numerosos elementos paganos. Se establece previamente a la Cuaresma, los cuarenta días que preceden a la Semana Santa, como un periodo de relajación previo a sus rigores y penitencias. El carnaval es época de alegría y confusión. Federico de Baraibar en su obra Vocabulario Alavés dice que Trolla es bulla, ruido de gente, y que los muchachos en los días de Carnaval, solían ir cantando, "¡A la trolla! ¡A la chíbiri, biri, bombón!"

¿Qué significa el nombre? La palabra castellana carnaval parece de origen italiano, no apareciendo hasta el siglo XVI. Antes se llama a esta fiesta Carnal o Carnestolendas, en referencia a que se podía comer carne, cosa prohibida en la posterior Cuaresma. La referencia a la carne no es sólo relativa a ésta como alimento, sino que también como alusión a los placeres carnales. Aparece también en la Edad Media el nombre Antruejo, Antroxu en Asturias, Entroido en Galicia, Entrudo en Portugal, que proviene del latín Introitus, que significa "introducir", pues el carnaval era la introducción a la Cuaresma. Entre nosotros la palabra inauteri tiene un origen misterioso, aunque pudiera estar relacionada con el verboinausi, podar, pues el carnaval coincide, más o menos, con la época de la poda.

Los personajes del carnaval son estereotipos que se repiten año tras año. Están los porreros, estrafalariamente vestidos con retales encontrados por casa, con máscaras o la cara pintada, que persiguen a los críos con la puttika . El novio y la novia, donde un chico hace de novia y una chica de novio, con un carro tirado por mozos disfrazados de bueyes, la Vieja, el Diablo y otros.

Es fundamental la cuestación por las casas, que realizan los porreros, para luego hacer una merienda, que hoy se celebra el jueves de Lardero, pero que antiguamente se hacia el mismo domingo de carnaval, En Vitoria cantaban, "Ángeles semos, del cielo venemos, a pedir chorizos, patatas y huevos", que se corresponde con lo cantado en Bera de Bidasoa, "Tzinga ta arrautze, bat ezbada bertze " (Tocino y huevos, si no hay lo uno lo otro).

Acabar con los males El carnaval rural acaba en todas partes con la muerte y el entierro de un personaje, el cual representa el año que ha pasado. Hay que tener en cuenta que antaño el año empezaba con la primavera, por lo tanto no es sólo una fiesta de fin del invierno, sino también de fin de año.

El citado personaje, un pelele de paja de tamaño natural, es llamado en Francia Saint-Pansart, de ahí nuestro Zanpanzar, que en Salamanca se le llamaba Sancto Panza, de donde cogería Cervantes la idea para el famoso escudero de Don Quijote. En Lantz es Miel-Otxin y en Zalduondo Markitos. En otros sitios, en la Ribera de Navarra por ejemplo, era una vieja, al igual que en San Román de San Millán, o el Judas, como también en Moreda y en Salinas de Añana. Este personaje, que se quema al final de la fiesta, tiene en todas partes el mismo significado, acabar con el año que ha pasado y comenzar la primavera con ánimos renovados.

El carnaval rural, ahora que el sector primario no parece estar en su mejor momento, va en la Llanada sin embargo para arriba. Al de Zalduondo, ya consolidado, se ha unido desde hace un par de años el de Asparrena, que se celebra en Egino, Ilarduia y Andoin, gracias al esfuerzo y a la labor investigadora de un entusiasta grupo de vecinos. En Agurain el domingo de carnaval se celebra una fiesta de estilo rural. En Barrundia se está formando un grupo que solicitará información a los mayores acerca de sus recuerdos sobre los carnavales de su juventud. En otros pueblos se investiga sobre estos asuntos.

De momento este año, el carnaval se celebrará en Zalduondo el domingo 22 de febrero. En Asparrena, para no obligar a nadie a tener que elegir entre uno u otro, tendrá lugar el anterior sábado día 14.

La quema del Markitos de Zalduondo se recuperó gracias a la labor de un animoso grupo de vecinos encabezado por el ya fallecido Blas Arratibel.

Dokumentuaren akzioak