Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka San Juan, el día más grande, el más solemne

Dokumentuaren akzioak

San Juan, el día más grande, el más solemne

La procesión de San Juan se vivió con emoción y la fiesta contó con una nueva compañía

Egilea
Ainhoa Calleja
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Tolosa
Mota
Albistea
Data
2009/06/25
La procesión de San Juan cumplío con la tradición y se desplazó por las calles del Casco Antiguo hasta Gorriti, y de allí, vuelta de nuevo a Santa María. A punto de finalizar la procesión, y con el volteo de campanas al fondo, los Santos fueron regresando de nuevo al templo de Santa María, mientras la Banda de Música se disponía a tocar la marcha de San Juan y los dantzaris bailaban ante su patrón.
Cuarenta años después
El silencio y una emoción contenida entre los asistentes, caracterizó un año más la procesión de San Juan. Cada uno de los presentes posee sus propias vivencias y sentimientos relacionados con este acto religioso. Pero en esta ocasión, una historia muy especial fue la que narraron Lourdes y María Luisa Recondo, dos hermanas nacidas en Tolosa, pero afincadas en Barcelona y Castellón desde que contrajeran matrimonio, hace unos 40 años. Este año, un hermano de San Sebastián les ha invitado a visitar las fiestas de San Juan. «A pesar de ser de Tolosa es la primera vez que hemos asistido a la procesión de San Juan». De niñas, -recuerdan las hermanas-«nuestro padre era médico en la Clínica San Juan y este día, asistíamos a la misa que se oficiaba en la Clínica, y además coincidía con el cumpleaños de nuestra madre. Celebrábamos nuestra propia fiesta, aunque sí vivíamos el resto de las fiestas de San Juan. Hoy, al oír la marcha de San Juan, confieso que me he emocionado y me han venido a la cabeza muchos recuerdos de mi juventud», expresaba María Luisa Recondo.
El caso contrario, lo contaba Gloria Arzuaga. Acude a la procesión desde que se casó con un tolosarra hace treinta años. «Venimos en familia e intentamos no fallar nunca. Siento los sanjuanes como una tolosarra más. Creo que es el acto más sentido de las fiestas, no sólo por las creencias, sino por la tradición que hay detrás. Hay un cúmulo de cosas, como la música, las salvas... que hacen que sea un momento muy emotivo», comentaba Gloria Arzuaga.
El alcalde, Jokin Bildarratz, pasa entre los dantzaris.

Dokumentuaren akzioak