Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Rocamador llama al folklore en la calle y a Vísperas, en Santiago

Dokumentuaren akzioak

Rocamador llama al folklore en la calle y a Vísperas, en Santiago

Egilea
Marian Zozaya
Komunikabidea
Noticias de Navarra
Tokia
Sanguesa
Mota
Albistea
Data
2010/09/12

La fiesta hervía ayer en Sangüesa por todos los rincones, con los gaiteros, la txaranga de Lumbier, y la banda. A media tarde, todavía seguían las improvisadas mesas de cuadrillas extendidas por la calle Mayor y por las adyacentes. Más de setenta personas tomaron parte en la comida de la solidaridad con los familiares de presos, y en bajeras y restaurantes se colgaba el cartel de lleno en el primer día con un fuerte arranque de las fiestas en la ciudad.

En este ambiente, se abrieron paso hasta las Arcadas, como lo vienen haciendo desde hace quince años, catorce dantzaris del grupo local, Rocamador Dantza Taldea, que en la tarde de las Vísperas se concentran y hacen cada año un corro más grande al que ofrecen sus danzas populares. Ayer bailaron: Ingurutxo de Sangüesa, una danza nueva basada en una música antigua de Sangüesa; la Polka y la Jota Vieja, al son de los txistus y tamboriles de Madinabeitia y de Vital. Entre los dantzaris, tampoco faltó en esta ocasión el veterano Juan Pedro Aramendía, fundador del grupo, que junto a su hijo, Iker y a Ana Elarre, que suman 22 años de danzas son los que más tiempo les han dedicado. "Representamos nuestro folklore, y lo hacemos presente en el inicio de las fiestas", manifestaba Juan Pedro Aramendía.

Hace treinta y ocho años, Rocamador Dantza Taldea se puso en danza y para Sangüesa siempre ha representado el referente de sus bailes populares. Además, extendieron su buen hacer y su paciencia por los pueblos de la comarca: Aibar, Cáseda y Lumbier, entre ellos, y gracias a su existencia se difundieron los bailes que actualmente se han convertido en reclamo en los programas de fiestas de todos estos pueblos, cuyas plazas se quedan pequeñas para bailar y contemplar estas danzas. Como sucedió ayer al atardecer en Sangüesa, con los bailes de los gaiteros en las Arcadas. Ya lo decía Juan Cruz Labeaga, el día anterior. Buen conocedor de aconteceres sangüesinos, reconocía que era uno de los momenticos de muchos vecinos y que las Arcadas se quedaban pequeñas. Atribuía a Rocamador su labor en pro de folklore de la ciudad, y ayer, Juan Pedro Aramendía le correspondía por su público agradecimiento: "Aunque a veces nos enfademos mucho, con piropos como el de Juan Cruz son más que suficiente para seguir adelante", expresaba el veterano dantzari.

Rocamador se vestirá hoy de gala, con el traje rojo y negro de fiesta del siglo XVII, y acompañará a la corporación a la misa de San Sebastián, amenizada por el grupo de auroros. Ayer fue el turno de la Coral Nora en una iglesia de Santiago abarrotada, también como cada 11 de septiembre, para escuchar la Salve de los Rosarieros, armonizada por Luis Elizalde. A las siete puntualmente la corporación municipal , acompañada de la bandera de la ciudad, maceros, comparsa, gaiteros y banda asistieron a la misa. Hoy, día grande, repetirán visita al templo. Mientras, la fiesta seguirá con cita taurina en la primera corrida de toros de la ganadería de Dolores Aguirre, para los toreros Igancio Ramos, Salvador Cortés y Rafaelillo. La otra se llevará a cabo el próximo sábado.

Fotos:Sonia Senosiaín

Dokumentuaren akzioak