Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Ritmo en la noche mágica

Dokumentuaren akzioak

Ritmo en la noche mágica

El grupo de Danza Contemporánea del polideportivo Ipurua cumplió una década actuando en Sanjuanes Ofreció un espectáculo cuyo tema era la reapertura del frontón Astelena

Egilea
Félix Morquetxo
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Eibar
Mota
Albistea
Data
2007/06/28

Desde hace una década, las alumnas del grupo de Danza Contemporánea del polideportivo Ipurua ofrecen una actuación que supone el prólogo del encendido de la hoguera de San Juan. Este año, la reapertura del frontón Astelena fue el tema escogido.

«Todo esto parte de una idea», explica la responsable del grupo Nerea Lodosa. «Buscamos siempre una referencia a Eibar, a algo destacado de la ciudad. Este año bien podría haber sido el Eibar, en otra ocasión hicimos referencia a Alfa, pero este año nos pareció muy importante la reapertura del frontón Astelena y la repercusión que tiene», señala la coreógrafa.

En los primeros años en que se ofreció un espectáculo nocturno antes de la hoguera, no se planteaba un tema concreto, pero desde hace varias ediciones, el montaje sigue un tema concreto.

Para ello, la coreógrafa contactó con responsables de la actividad del frontón y consiguió información de partida. «Vimos que antiguamente era algo machista, un recinto para los hombres. Pero también estaban detrás las mujeres, las libertarias» recuerda Lodosa.

Con estos ingredientes, preparó una coreografía que repasaba los comienzos del frontón centenario y finalizaba con un ritmo vigoroso, anunciando un futuro lleno de vida para el Astelena.

El espectáculo contó un año más con los aplausos de un público entregado a la magia de la danza nocturna. «La respuesta de este año ha sido una pasada», comenta Nerea Lodosa. No en vano, la coincidencia en fin de semana permitió que personas implicadas en la danza en distintas poblaciones del entorno se acercasen a Eibar para seguir la actuación.

De 12 a 25 años

Para la conjunción de todo el grupo, los ensayos comenzaban tres meses antes. Un total de 80 jóvenes, de las 130 que componen Danza Contemporánea, participaron en el espectáculo. Se trata de chavalas con edades comprendidas entre los 12 y los 25 años, todas las que forman el grupo a excepción de las más pequeñas, que comienzan con 5 años.

«La verdad es que no hay que tener en cuenta sólo los ensayos finales, ya que además de la coreografía, está la técnica, el estilo, el trabajo del día a día que comienza desde septiembre», señala la coreógrafa.

Sin embargo, el trabajo más intenso de conjunción se desarrolló en los cuatro últimos fines de semana. Combinar las coreografías ensayadas en las clases y conjuntarlas para un escenario diferente nunca es tarea fácil. «Hay mucho trabajo de psicología. Hay que conseguir que no miren cara a cara al público, hay que adelantarse a cualquier im-previsto...», indica.

Además, estos ensayos llegan cada año en un momento delicado. La edad de las participantes, de 25 años hacia abajo, hace que prácticamente todas sean estudiantes. La coincidencia de las fechas previas a los Sanjuanes con exámenes hace que no sea fácil 'cambiar el chip 'para unas bailarinas que acuden por amor al arte. «Hacen un sacrificio muy grande, en unas fechas que les exigen mucho», reconoce Nerea Lodosa, aplaudiendo el trabajo de las jóvenes.

Ritmo en la noche mágica
Cerca de 80 chicas participaron en un espectacular montaje antes de prender la hoguera de San Juan. [ETA KITTO]

Dokumentuaren akzioak