Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Rescatada para ese día la cornamusa navarra, un instrumento del siglo VIII

Dokumentuaren akzioak

Rescatada para ese día la cornamusa navarra, un instrumento del siglo VIII

Su música se interpretará el día 8 en la catedral , y estará acompañada por un baile de los zaldikos

Egilea
M. S.
Komunikabidea
Diario de Noticias
Tokia
Pamplona
Mota
Albistea
Data
2004/09/01

El pamplonés Juan Antonio Urbeltz, musicólogo, folklorista y miembro del Comité Internacional del Folklore, promotor de la idea, incidió en la necesidad de recuperar aquellos elementos históricos que hemos perdido, porque "consolida la tradición y enriquece las perspectivas de futuro" y en este sentido destacó que "debemos agradecer que un instrumento tan importante como la cornamusa se haya recuperado y pueda tener vida en el protocolo municipal de la ciudad de Pamplona", tal y como se ha hecho en otros países como Holanda, o el norte de Alemania.



INSTRUMENTO HECHO A MANO La cornamusa que sonará en Pamplona ha sido realizada ex profeso y de manera artesanal por el musicólogo Bernard Clemente, quien señaló que para ello se tomaron como referencia las esculturas de la época, y una amplia investigación de "cornamusas del norte de Europa y de Aragón", aunque "se vio que la Navarra era muy diferente".



Aunque el instrumento de la cornamusa se calcula que surgió en la India, hay referencias, según Clemente, en la época romana y griega. En Navarra los primeros indicios la datan en torno al 778, año de la Batalla de Roncesvalles, y "no hay iglesia donde no esté representada alguna figura tocando la cornamusa". Realizada con cuero, el fuelle, y con maderas de palo rosa y ébano los punteros y roncos, la nueva pieza de Bernard sonará el próximo día 8, aunque la intención es crear a futuro una escuela para que la recuperación sea más efectiva.



UN BAILE DE LOS ZALDIKOS La música de la cornamusa será acompañada por un baile de los seis zaldikos de la Comparsa de Pamplona, una iniciativa que se ha puesto en marcha tomando como modelo las primeras imágenes de este instrumento, ya que, precisamente, en ellas "aparece portada por un zaldiko", señaló Patxi Laborda, miembro de la Comparsa y autor de la coreografía junto a Mari Ganuza. Laborda destacó que con esta danza se consigue, además, dar "el protagonismo que se merece a la figura de los zaldikos", porque "son los grandes desconocidos de la Comparsa", a pesar de "toda su dimensión ritual y folklórica como personaje histórico que tienen en esta ciudad". Los zaldikos serán así, junto a los seis kilikis, los protagonistas de esta nueva danza que "a pesar de ser coherente con las que ya existen, va a dar sorpresas para el público y va a arrancar sonrisas". Laborda confió en que esta nueva iniciativa no va a quedarse en "una mera foto de museo", avanzó que a partir de ahora los caballos de la Comparsa "van a adquirir una nueva función" y señaló que "la gente de Pamplona va a acostumbrarse a ver a los zaldikos bailando porque va a entrar dentro del protocolo de la ciudad".

Dokumentuaren akzioak