Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Rememorando el 'Dantzarien bidea'

Dokumentuaren akzioak

Rememorando el 'Dantzarien bidea'

Miembros del grupo de montañeros veteranos reeditan en Pamplona la hazaña de Olano y sus dantzaris de 1856

A las 9 de esta mañana, 7 de julio, San Fermín, miembros del grupo de montañeros veteranos, van a reeditar, en buena medida, la que, desde la perspectiva de hoy, se puede calificar de hazaña, protagonizada por el maestro de danzas José Antonio Olano y su grupo de dantzaris, llevada a cabo en 1856.
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Ordizia
Mota
Albistea
Data
2015/07/07
Lotura
Diario Vasco

l parecer no hay demasiadas referencias de aquel suceso. No obstante, el irundarra Luis Pedro Peña Santiago, etnólogo, escritor, y sobre todo un enamorado de nuestros montes, describe en su colección, concretamente en el número dedicado a Aralar, el recorrido que, de una tacada, hicieron los dantzaris, desde Zaldibia a Pamplona, a través de Aralar, para bailar en la capital navarra, aquel 7 de julio de 1856.

De entre los grandes nombres, unidos a la recuperación e impulso a las danzas de esta tierra, aparece como pionero, el zaldibitarra Juan Ignacio Iztueta (1767-1845), quien encontró en su paisano José Antonio Olano un destacado continuador como dantzari y maestro de dantzaris. En 1846, José Antonio Olano se casó con la ordiziarra María Leona de Gaztañaga, localidad en la que pasaría a establecer su residencia y donde fundaría la primera academia de danzas que como tal se conoce. Academia en la que recogió ese legado José Lorenzo Pujana (Ordizia 1868-Donostia 1947), al que seguiría su hijo Cándido (Ordizia 1905-Donostia 1985).

Aralar, de noche

Evidentemente, la fama de Olano sobrepasaba las lindes de la comarca del Goierri y del propio Territorio Histórico. En 1856, el Ayuntamiento de Pamplona le invita a bailar la sokadantza, aquel 7 de julio, de esto hace 159 años. Invitación que lleva al grupo a completar el recorrido desde Zaldibia a Pamplona atravesando la sierra de Aralar, 'Dantzarien bidea', se cree que de noche. Un itinerario de 63km: Zaldibia (170m sobre el nivel del mar), Ausoegi, Enirio, Igaratza (1.215m), Guardaetxe, San Miguel (1.240m), Madotz, Irurzun, Sarratsa, Berriozar, Iruñea. Trazado que los montañeros, hoy, consideran de dificultad media, que aquellos completaron de una tirada para cumplir con su cometido.

A comienzos de octubre del 2007 varios miembros del grupo de danzas Kemen, de Irun realizaron este recorrido, eso sí en tres etapas, y bailaron en Pamplona. Año en el que miembros de la sociedad de montaña de Zaldibia recorrieron el 'Dantzarien bidea' de un tirón, para lo que necesitaron, al parecer, 11 horas.

Y a comienzos de este año, responsables de 'Nafarroako Euskal Dantzarien Biltzarra', le trasladaban a Jesús Mari Garate, dantzari y maestros de dantzaris, la invitación de reeditar el 'Dantzarien bidea', y bailar a las 9 de esta mañana en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona la sokadantza o aurresku.

Explica Jesús Mari Garate que cuando recibió la invitación lo primero que hizo fue presentarse en la sociedad Ordiziako Mendizaleak y lanzar la propuesta, que recogieron miembros del grupo de montañeros veteranos; en total 19, 15 chicos y 4 chicas, eso sí, el más joven con 65 primaveras certificadas, e inmediatamente, apunta, «nos pusimos a ensayar el 'arin arin' y el 'fandango' más la alpargata. Hemos estado preparándonos durante tres meses y todo ha ido de maravilla».

Tratando de recordar a un maestro como Olano, hoy, en Pamplona, Jesús Mari Garate optaba por recurrir a dos veteranos dantzaris beasaindarras para ocupar los puestos de aurresku, Mikel Sarriegi, y atzesku, Mikel Apaolaza. Aurresku y atzesku que vestirán de blanco, más gerriko rojo, mientras que por aquello de no meterse en gastos, los componentes de la cuerda, pantalón de mahón, camisa blanca y gerriko.

Los mendizales por su parte han optado por completar el recorrido en tres etapas, con salida y regreso a casa: la primera este pasado domingo, con hora de partida a las 6 de la mañana desde Zaldibia hasta Madotz (36km) y regreso en autobús. Ayer lunes, Madotz-Berriozar (23km), y hoy Berriozar-Iruña, 4km, cambio de atuendo, breve ensayo y a la plaza del ayuntamiento.

Invitación oficial

Desde hace casi 160 años, apunta Jesús Mari Garate, ésta va a ser la reedición que más se asemeje a aquella de 1856 ya que, por un lado responde a una invitación oficial, tiene lugar el 7 de julio, y tras completar la marcha, se baila.

Y algo tan importante, concluye, «la iniciativa ha generado tanto interés a la hora de aprender a bailar nuestros bailes tradicionales que con el comienzo de este curso 2015-16 voy a proponer al Hogar del jubilado dar clases a mayores de 45 años, inicialmente para que aprendan a bailar y así puedan participar en las romerías, etc. Luego ya se verá».

Miembros del grupo de montañeros veteranos posan, en una de sus habituales salidas, ante el ibón de Estanes (Selva de Oza).

Dokumentuaren akzioak