Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Química entre bailes

Dokumentuaren akzioak

Química entre bailes

'Los vascos y la danza' hoy en el Euskalduna

Egilea
Araitz Garmendia
Komunikabidea
Deia
Tokia
Leioa
Mota
Albistea
Data
2011/10/29
Lotura
Deia

a las cho de esta tarde, cuando se abra el telón de la sala del Palacio Euskalduna, liberarán adrenalina como si fuera su primera vez. No importa que hayan interpretado numerosas obras de éxito en escenarios de medio mundo. Porque hoy, la mayor parte de los bailarines vascos que participan en la gala Los Vascos y la Danza vivirán su mejor estreno, el debut en su tierra, ya que ellos han desarrollado sus carreras fuera de Euskadi.

"Lo bonito de esta cita es la carga sensitiva, la emoción de que estos bailarines que trabajan en compañías extranjeras de primera fila proyectan en su labor delante de su gente y en su casa", explica Andoni Aresti, director del montaje. Precisamente, el objetivo de esta gala, que celebra hoy su séptima edición, es "rescatar a los bailarines vascos que están desperdigados por el mundo, que cuentan con grandes carreras y que son desconocidos en casa", aclara el director.

Al entrar en la escuela de danza de Andoni Aresti, en Leioa, se repara en el trabajo de planificación y medida que el director ha llevado a cabo. En los espejos de una de sus aulas se refleja Arkaitz Pascuas mientras ensaya. El campeón de Euskadi de Aurresku será quien abra el espectáculo con el agurra Zuretzat Amama. "Que Andoni confíe en mí es un honor. Cuando me dijo que iba a bailar esta pieza fue para mí una responsabilidad y un orgullo", recuerda Pascuas. "Además, es increíble poder estar con estas figuras que se dedican a ello incontables horas al día, que viven por y para ello. Estar en su mismo cartel es impresionante". Uno de esos artistas dedicados en cuerpo y alma a la danza y que abandonaron su ciudad natal para avanzar en su carrera es el bilbaino Javier Amo, primer solista del Ballet de la ópera de Múnich, que interpretará Tchaikovsky Pas de Deux y Chaconne. "Él no ha bailado nunca en casa. Hoy será su debut delante de sus amigos y su gente", apunta Aresti. "El placer de esa carga emotiva hace que aparezca una química de gran complicidad y de ganas de resolver el espectáculo de forma brillante", apostilla el director, que no podría mostrarse más satisfecho. Quizás porque la gala de Los Vascos y la Danza, desde su primera edición, ha evolucionado "siempre a mejor". "Los bailarines siempre han sido fabulosos. Al principio se empezó solo con bailarines, luego se siguió con coreógrafos vascos y este año hay producción de la asociación", relata. Y esta noche la predice como un éxito. "La gala en Abandoibarra que hicimos en Aste Nagusia tuvo mucha aceptación: acabó con 9.000 espectadores. El objetivo de hacerlo en la calle era que la gente descubriese algo nuevo, y creo que ese espectáculo ha dado pie a que acuda mucha más gente hoy". El de esta noche será además el estreno absoluto de la coreografía Kai de Jon Ugarriza, una obra creada a partir de temas de Itoitz y Mikel Laboa, interpretadas por la Coral de San Antonio de Iralabarri, y a cargo de la bailarina Itziar Mendizabal y el austriaco Johannes Stepanek, primeros solistas del Royal Ballet de Londres. Por eso, "esta es la gala más euskaldun de las siete que hemos realizado dadas las obras que se van a interpretar", dice Aresti.

futuro "Nuestra ilusión sería que esta gala se presentase también en Gasteiz y Donosti, ya que abarca bailarines de toda Euskal Herria". Así anuncia sus deseos de futuro para este proyecto Andoni Aresti, quien añade que es "necesario" que bailarines vascos internacionales participen en esta gala porque "para mucha gente siguen siendo desconocidos". Pero el director de este montaje vislumbra que en un futuro próximo la capital vizcaina puede transformarse y contar con las infraestructuras necesarias para que los bailarines euskaldunes no tengan que marchar al extranjero. "He estado muchos años fuera y el Bilbao que me he encontrado se ha reinventado", señala. La villa está al alba en acomodarse a la danza mientras que, para Aresti, "el resto de Europa parece que está echando la siesta". "Están naciendo un montón de proyectos, hay mucha energía y la apertura es mayor". Así, la gala Los Vascos y la Danza seguirá subiendo a bailarines vascos internacionales a su escenario, a la espera de que Bilbao termine de florecer y tengan la oportunidad de sentir la emoción una primera vez, pero esta vez para ser la primera de muchas.

Dokumentuaren akzioak