Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Pura coincidencia

Dokumentuaren akzioak

Pura coincidencia

Egilea
Iratxe de Arantzibia
Komunikabidea
Diario Vasco
Mota
Kritika
Data
2011/10/16
Lotura
Diario Vasco
La quinta edición de 'Dantzan bilaka' inauguró sus actuaciones en un Gazteszena a medio aforo. Tres fueron las propuestas mostradas ante el público congregado. Cuando el espectador se enfrenta con este proyecto, necesariamente el punto de vista y contexto han de ser diferentes. Esta iniciativa prima el proceso de creación en sí mismo, en detrimento de la puesta en escena. Por eso, resulta posible encontrarse con trabajos finalizados, empaquetados y con lazo, frente a simples apuntes o esbozos de un futurible. En este sentido, se debe reconocer una relativa mejoría global de las muestras que antaño podían aplacar los ánimos de los más acérrimos defensores de los experimientos para coreógrafos nóveles. David Guerra presentó el trío 'Tr3x x tr3s', una propuesta coherente con su planteamiento inicial, cuyo eje principal era la investigación con la mesa como punto de apoyo. La pieza del vizcaíno resultó predecible, algo así como un taller de clase que parte del trabajo de suelo hasta levantarse y suspenderse en el espacio. En el caso de Nagore Somoza, todo parecido con la realidad fue pura coincidencia. Su fuente de inspiración era la mitología vasca como encarnación de los miedos, deseos y potencial de una sociedad. Sin embargo, la errenteriarra se pierde en multitud de pequeños borrones sin llegar a cuajar ninguno. Iker Arrue ofreció 'Verfallen', un solo bien construido y absolutamente fidedigno con el punto de partida: el hilo como cordón umbilical y frontera limitadora. Poco a poco, el donostiarra se va desprendiendo de las cinco ataduras para conquistar la libertad, reflejada en su movimiento. El reto de 'Dantzan bilaka' consiste en fidelizar un público a este tipo de experimentos, nacidos del dinero de todos.

Dokumentuaren akzioak