Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka "Lo único que espero es que el público salga de 'Samsara' bien consigo mismo"

Dokumentuaren akzioak

"Lo único que espero es que el público salga de 'Samsara' bien consigo mismo"

Víctor Ullate regresa hoy y mañana al Principal con su montaje más oriental. Un total de 24 bailarines dan vida a esta respuesta "a un mundo que vive situaciones tan dramáticas y duras"

Egilea
Carlos González
Komunikabidea
Noticias de Álava
Tokia
Vitoria
Mota
Albistea
Data
2007/03/28

No son muchas las entradas que quedan disponibles en la taquilla del teatro para las citas de hoy y mañana, ambas a las 20.30 horas. No en vano, el coreógrafo zaragozano cuenta siempre con un público fiel que responde a cada una de sus propuestas.

En el caso de Samsara (término que, por lo general, se toma como lo opuesto al Nirvana, es decir, es el estado de la no iluminación) se trata de un montaje no muy representado hasta el momento pero en el que Ullate ha querido volcar todo su proceso de madurez personal y artística. "En realidad, la idea nació antes de entrar en el quirófano para que me hicieran el segundo cateterismo en una semana y tras un viaje por la belleza y la dureza de distintos países de Asia", explicó el veterano creador, quien se encuentra desde ayer en la capital alavesa junto al director artístico de su compañía, Eduardo Lao, y los 24 bailarines que dan vida al espectáculo.

"Estamos viviendo momentos críticos, llenos de guerras, hambrunas, odios, muertes... Estamos en un mundo en el que se suceden situaciones dramáticas y duras. Este espectáculo es un viaje, un discurrir por Oriente, para dar un mensaje de paz. Sólo espero que el público salga del montaje muy bien consigo mismo", apuntó el coreógrafo a la hora de describir una obra que fusiona la imagen proyectada con la danza, tocando también el teatro. Una pieza, de una hora y media de duración, que arranca con una pequeña demostración de Tai-Chi y que bebe de la necesidad de "vivir la sencillez del momento presente sin perderse en lo que ya ha pasado o en lo que está por llegar".

Bajo estas premisas, los bailarines describen diferentes coreografías siguiendo músicas repletas de Asia, actuando como un único artista en más de una ocasión. "La energía que por momentos se describe sobre el escenario es espectacular", añadió Lao, quien ha hecho casi toda su carrera profesional al lado de Ullate. "Samsara es un resumen de todas las creaciones de Víctor, es su esencia más pura", comentó el director artístico.

No es que la propuesta que devuelve al autor zaragozano a tierras alavesas tenga un argumento básico, sino que se mueve más por instantes, pensamientos, experiencias nacidas de ese paso por puntos de oriente pero también surgidas de momentos cruciales y delicados de la vida del coreógrafo.

"A la hora de llevar todas esas sensaciones al movimiento no hemos encontrado demasiados problemas puesto que yo casi me muevo ya como Víctor y sé lo que quiere y cómo", explicó Lao.

Claro que la compañía no ha querido dejar nada en el aire. Por eso, además de que los bailarines estuvieron durante más de dos meses asistiendo a clases de Tai-Chi, se ha puesto especial cuidado tanto en la selección musical como en el tratamiento de la escenografía como del vestuario. Todo encaminado a generar un determinado ambiente en el que el público vaya liberándose de "ese yo que siempre tenemos en la boca para darnos cuenta de que fuera hay más vida", según Ullate.

Todo ello sin olvidar las diferentes frases de inspiración oriental que, antes de cada movimiento, se proyectan sobre el escenario.

Dokumentuaren akzioak