Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Promesa de la danza

Dokumentuaren akzioak

Promesa de la danza

La irunesa Miren Gómez forma parte, junto con otras once chicas, del Ballet Biarritz Junior

Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Irún
Mota
Albistea
Data
2006/01/15

El BBj surgió como resultado del proyecto Dantzaz, una academia de verano que desde 2002 imparte clases de baile a jóvenes preprofesionales. Esta experiencia les permitió comprobar que en este territorio transfronterizo residen bailarines jóvenes, con una capacidad suficiente como para solicitar su ingreso en un centro de formación preprofesional de danza. De ese modo, en septiembre decidieron impulsar la creación de una joven compañía, que durante seis meses ofrece a sus integrantes una formación preprofesional.



Puertas abiertas



Miren, cuando todavía estudiaba en Zaragoza, tuvo conocimiento de que se iba a celebrar una audición para el nuevo ballet joven y no dudó en presentarse. «Siempre he tenido el sueño de formar parte del Ballet Biarritz, por lo que con la audición se me abrían las puertas para poder conseguirlo», cuenta la bailarina.



Medio centenar de candidatos se presentaron a la audición y, tras varias pruebas, solamente doce fueron las seleccionadas. «De la audición lo que más me costó fue la prueba de improvisación, aunque, sin duda, los ejercicios fueron muy adecuados, porque permitieron mostrar las capacidades de cada uno», explica Miren.



Una vez seleccionadas las integrantes del BBj, las doce bailarinas comenzaron a ensayar en el Centro Cultural de Egia, donde reciben su formación. «Los dos primeros meses me resultaron muy duros porque el ritmo de trabajo era altísimo», señala Miren. A los dos meses de empezar se estrenaron en Donostia con el espectáculo Tximeleta, y para que la coreografía saliera perfecta, tuvieron que ensayar mucho. Aun así, la bailarina irunesa confiesa que «fue algo precipitado mostrar el espectáculo tan pronto, aunque las cosas salieron muy bien».



Fue la primera vez que Miren actuaba tan cerca de casa, lo que «me hizo sentir muy bien, ya que personas que no pudieron desplazarse a Zaragoza para verme lo pudieron hacer aquí», comentaba.



Seguir luchando



En febrero termina su formación en el BBj, pero hasta finales de marzo continuarán con la gira de actuaciones. A partir de ahí seguirá luchando por entrar a formar parte del Ballet Biarritz. «Esta audición estará abierta a todo el mundo, por lo que tenemos las mismas oportunidades que el resto de los candidatos, no contamos con ningún tipo de privilegio», señala. La única ventaja que pueden tener es «que ya nos conocen y saben cómo trabajamos».



En el caso de que consiguiese entrar en el Ballet Biarritz, Miren vería cumplidos dos sueños: formar parte de una compañía profesional -«que sería lo mejor que me podía pasar»- y, además, estar cerca de casa. «En España no hay tanto nivel como en el extranjero. Para poder dedicarse profesionalmente a ello hay que salir fuera, casi por obligación, porque aquí no tenemos oportunidades».



Si no consigue alcanzar ahora su objetivo de integrarse en el Ballet Biarritz, volverá a Zaragoza a continuar con su formación y a luchar por convertirse, algún día, en profesional de la danza.





BALLET BIARRITZ JUNIOR

Iniciativa: El BBj ofrece clases pre-profesionales durante un periodo de 6 meses a doce jóvenes bailarinas.



Objetivos: Favorecer la interacción entre la formación y la profesionalización; preservar y difundir el patrimonio coreográfico; y promover la creación de un público para la danza.



Gira: Presentarán el espectáculo Tximeleta en: Hendaya (26 de enero), Biarritz (4 de febrero), Donostia (18) o Zumaia (3 de marzo), entre otros lugares.

Dokumentuaren akzioak