Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Profesionales de la danza en Navarra reclaman más apoyos para este arte

Dokumentuaren akzioak

Profesionales de la danza en Navarra reclaman más apoyos para este arte

Se celebra hoy el Día Internacional de la Danza, una jornada que no cuenta con ningún tipo de acto pero que sirve para sacar a la luz las carencias

Komunikabidea
Diario de Noticias
Tokia
Pamplona
Mota
Erreportajea
Data
2003/04/29

El arte en movimiento, el pensamiento del cuerpo, el arte que aglutina todas las demás artes escénicas vive hoy su día grande y lo hace, al menos en Navarra, en silencio, sin grandes ni pequeños eventos como quien pasa de puntillas para que nadie se percate de lo mucho que todavía queda por reivindicar. Profesionales del sector aseguran que en Navarra en materia de danza se ha ido hacia atrás en lugar de avanzar. Faltan ayudas para la formación, no hay escuelas oficiales, no se incentiva la creación, no hay compañías y apenas hay difusión de un arte que así poco a poco va dejando de existir. Todavía se recuerdan los años de Yauzkari en cuanto a danza contemporánea o las grandes actuaciones de ballets en Olite o ciclos del programa Escena no muy lejanos en los que la danza se unía para salir a la calle en un día de fiesta. Hoy, en el Día Internacional de la Danza no hay danza, ni celebración. Pero sí hay muchas cosas que mejorar y los profesionales reclaman una mayor atención y más apoyos. Eso sí, cada uno desde sus posiciones, porque lo que subyace en el panorama de la danza local es la profunda división existente entre los distintos agentes que intervienen en él.

Y ¿por qué un Día de la Danza? Porque el Comité de Danza del Instituto Internacional del Teatro de la Unesco instituyó en 1982 el Día Internacional de la Danza, a partir de la propuesta del maestro ruso Piepor Gusev de Leningrado, de homenajear al gran innovador del ballet clásico, el coreógrafo francés Jean Georges Noverre, nacido el 29 de abril de 1727. Desde entonces, cada año circula por todos los países un mensaje integrador del Día de la Danza con la intención de unir voluntades y sumar esfuerzos en una misma dirección y también para que, al menos por un día, a la danza se le escuche.

Escuela Navarra de Danza

Hablar de danza en Navarra exige una primera parada en la Escuela Específica de Danza del Gobierno de Navarra - un centro que oferta estudios sin validez académica y profesional- y en su director José Lainez, una de las personas que más ha trabajado y trabaja en la formación de bailarines y en la creación de grupos y coreografías de danza en Navarra. Este año la Escuela no celebrará hoy el Día de la Danza pero sí lo hará los próximos 28 y 29 de mayo en la nueva casa de Cultura de Ansoáin, con un día de puertas abiertas para la escuel, alumnos y padres.

Según explica Lainez, en este momento la Escuela está trabajando en un nuevo plan de estudios para paliar el exceso de horas que padecen los alumnos que compaginan sus estudios de danza con la enseñanza general, lo que hace que los cursos de Grado Medio se queden muy vacíos de alumnado. Actualmente la escuela cuenta con unos 300 alumnos que cursan las enseñanzas de clásico, danza española y contemporáneo. "Se trata de una escuela pública no oficial, son por tanto estudios que no llevan a los alumnos a la obtención de un título por lo que la mayor parte de las clases son por la tarde, ya que los alumnos compaginan estudios. Existen cursos de iniciación a partir de seis años y a los ocho años ya pueden entrar en las especialidades de la escuela, clásica o española. Al ser una escuela especifica el objetivo es dar el nivel más alto de la danza", explica su director.

En su opinión, en "este momento la Escuela va bien y el nivel de los alumnos es muy bueno como se ve en la cantidad de bailarines que salen cada año a bailar en grandes compañías".

Lainez reconoce que en el ámbito de la creación hace tiempo que tiró la toalla. "En este momento en Navarra se están haciendo muy pocas cosas, está Becky Siegel con Tempomobile, Cristina Álvarez con danza Española y otra gente que da mucha pena que no trabajen porque son grandes bailarines y profesionales. Creo que habría que pensar en crear alguna compañía de carácter público como existen en otras comunidades. Sería ideal una especie de compañía mixta que de trabajo en las especilidades de danza que se imparten en Navarra. En mi caso, después de muchos años al frente de compañías estoy muy desanimado. Se han vivido momentos muy buenos en Navarra y ahora no se dan y no creo que sea por falta de público o de interés. Es necesario completar la oferta de grandes compañías con otros espectáculos más próximos y novedosos. En este sentido Yauzkari consiguió llevar al público por otros caminos, pero eso no puede volver".

Para Lainez sería fundamental que en los nuevos escenarios que se han creado en Navarra se tuviera en cuenta a los creadores. "La oferta actual de espacios culturales puede ser el principio de algo importante si la política cultural y sus responsables se dan cuenta a tiempo. Poner en marcha un proyecto de danza exige mucho dinero y muchas ayudas y la gente no puede arriesgar".

Programas del Gobierno

Desde la dirección general de Cultura del Gobierno de Navarra, aseguran que "la danza no es en absoluto la hermana pobre". Así lo dice Marisa López, responsable de la Sección de Actividades Culturales, cuando afirma que "la danza es la parcela en la que más trabaja el Departamento ya que es la que menos se oferta desde otros ámbitos. Desde esta Institución se trabaja especialmente en el terreno de la Formación, a través de las becas y las ayuda a la ampliación de estudios y la difusión, con ciclos como Escena, las actuaciones de convenios con el Teatro Gayarre o una de las novedades de este año, el montaje de Teatro Lírico con La tonadilla escénica de Blas de la Serna, que mañana se podrá ver en Sangüesa y que ha recorrido ya varias casas de cultura".

Marisa López, considera que la oferta en danza en Navarra en todas sus disciplinas es "mas que suficiente" si se tiene en cuenta que su juicio "es muy difícil generar nuevos públicos y en Navarra la demanda está muy bien cubierta con la oferta actual. Aunque programaras más danza no iría más gente a verla". En este sentido explica que la idea del departamento de Cultura es combinar los grandes espectáculos que se dan en el Gayarre con otros menores como los del ciclo Escena que se llevan a distintos pueblos tratando de "acercar la danza a todos los públicos". Este año el ciclo comenzará el domingo 4 de mayo con la actuación de Tempomobile en Los Arcos y se desarrollará durante el mes de mayo.

El Gobierno de Navarra destina varias partidas anuales a distintos aspectos ligados con la danza. Así, invierte unos 48.000 euros en el convenio con el Gayarre; y casi el doble, 89.200 en el ciclo Escena. A esto hay que sumar este año los 30.000 euros de la puesta en escena La tonadilla de Blas de la Serna, en la que se interpretan varios bailes a cargo de bailarines de la Escuela de Danza del Gobierno de Navarra. "Para nosotros es muy importante facilitar a los estudiantes la posibilidad de enfrentarse a un espectáculo profesional para que sientan lo que es subir a un escenario", añade.

El otro apartado que destaca es el que tiene que ver con las ayudas para montaje escénicos, una oferta abierta indistintamente a danza y teatro, aunque según asegura Marisa López, "los montajes de danza rara vez concurren a las ayudas, ya que no existen apenas compañías". En este apartado se convocan cuatro ayudas por un importe máximo de 50.000 euros y la aportación nunca podrá superar el 70% del presupuesto presentado.

Otro apartado desde el que el Gobierno de Navarra trata de paliar las deficiencias existentes en la Comunidad Foral tiene que ver con las becas o ayudas para la ampliación de estudios artísticos, que complementa la oferta de becas desde Educación. En el último ejercicio los tres alumnos becados fueron María Isabel Aquerreta, en la especialidad de contemporánea para estudiar en la Universidad Miguel Hernández de Altea; Itxaso Echepetelecu, en contemporánea, en la escuela de Carmen Senra e Iñaki Urrutia, en contemporánea y clásica para la compañía de Víctor Ullate. La cuantía de las becas cambia en función del coste de las matrículas pero implica una parte de la matrícula o ésta en su totalidad; gastos de viajes y unos 600 euros mensuales.

Desde el año 1980 los bailarines navarros que han sido becados por la Dirección de General de Cultura son: Elena Lizari Malo, Blanca Carabantes; Natalia Labiano, Olga Ausejo, Isabel Gómara, Berta Bermúdez, Maider Lacalle, Teresa Vilñes, Marta Sainz, José Carlos García, Marta Coronado, Isabel Gómara, Yolanda Hueso, Frida Madeo, Edurne Sanz, Miguel Olite, Naiara Mendioroz, Laida Aldaz y Beatriz Uhalte.


Escuela Almudena Lobón

Almundena Lobón, directora de la escuela de danza privada que lleva su nombre, asegura no puede ser optimista al hablar de la situación de la danza en la Comunidad Foral por "la ausencia de ayudas y la total falta de apoyo por parte de la Administración". Comenta que trabaja mucho para otras comunidades pero nada para Navarra por "la excusa de que tienen una escuela de danza pública". "Sólo tengo quejas en cuanto a las ayudas a la danza a nivel profesional o como escuela. El departamento de Educación y Cultura del Gobierno Navarra tiene previstas, para los jóvenes navarros que estén interesados en la danza, unas ayudas para ampliar estudios artísticos o participar en cursillos organizados por centros, nacionales o internacionales, fuera de Navarra. Nos encontramos así con la paradoja que si bailarines navarros quieren tomar clase en mi Escuela (que además de las clases académicas, organiza cursos con profesores de reconocido nivel procedentes de España y de otros países europeos) no van a poder disfrutar de estas ayudas, porque esta en Navarra".

En su opinión, los jóvenes navarros que quieran aprender danza, "tienen la obligación, si no quieren correr con los precios de mercado, de acudir a la Escuela Específica de Danza del Gobierno de Navarra, ya que para la enseñanza de danza no está previsto convenio alguno, como por el contrario pasa con otros tipos de enseñanza no obligatoria. Además, hay que recordar que los estudios de danza cursados en estas Escuelas Específicas no conducirán a títulos con validez académica o profesional. En otras palabras, la Escuela Específica de Danza del Gobierno de Navarra, a pesar del alto coste para todos los contribuyentes, no tiene capacidad, por su status, de formar profesionalmente a los alumnos, que luego, no para ampliar estudios, sino para estudiar profesionalmente, tienen que acudir a las convocatorias de ampliación de estudios del Gobierno de Navarra, costeadas siempre con dinero de los navarros. Eso sí, tendrán que gastarlo fuera de la Comunidad Foral de Navarra", añade.

Almudena Lobón reconoce que "es muy duro que después de 20 años de profesión a mí me llamen de otras comunidades para actuar pero no se me tenga en cuenta en Navarra porque siempre me encuentro con el muro de la Escuela del Gobierno cuando somos las escuelas privadas las que realmente formamos profesionales".

Dokumentuaren akzioak