Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Procesión de estrenos

Dokumentuaren akzioak

Procesión de estrenos

Larratz deleitó con nuevos bailes y la coral de la parroquia cantó también en el recorrido

Egilea
Iurre Bidegain
Komunikabidea
Noticias de Navarra
Tokia
Burlada
Mota
Albistea
Data
2010/08/16

A las 10.30 horas, la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, la banda de txistularis, el grupo de danzas Larratz, el grupo de gaitas, la corporación municipal (algunos de ellos vestidos con trajes de antaño) y la Banda de Música de Burlada, se reunieron en la plaza de las Eras para ir a la parroquia de San Juan Bautista. Al son de los txistus y los tambores, mientras los grupos se dirigían hasta la parroquia, Larratz estrenó uno de sus nuevos bailes dedicado exclusivamente a la localidad y a este día.

Una vez llegados a la plaza, se celebró la misa en honor a la Virgen de la Asunción, a la que acudieron cientos de devotos dejando sin sitio a muchos visitantes. Este acto fue presidido también por los cuatro gigantes de Burlada: Bernard D`Armagnac, Leonor de Borbón, Francisco Aldanaz Saldise y Josefa Aldanaz Saldise. Con la excusa, los padres menos devotos, aprovechaban la duración de la misa para complacer a sus hijos y llevarlos a los hinchables.

El grupo de danzas se preparaba fuera para el momento tan esperado. El sonido de las castañuelas y las campanas daban a entender que el momento estaba llegando. Sobre las 12.05 horas, el grupo de danzas Larratz entró bailando por primera vez a la parroquia San Juan Bautista para ir a por la Virgen. Una vez fuera, el jefe de los Campaneros de Larratz abrió paso a la patrona con un baile en solitario. La plaza de la parroquia se quedaba pequeña ante los cientos de burladeses que se concentraron para acoger la primera salida de la Virgen en las fiestas, mientras que algunos privilegiados podían contemplar el estreno desde los hombros de sus padres.

Minutos más tarde, los gigantes y cabezudos abrían paso a la procesión que recorrió la calle Hilarión Eslava, llegando a la calle Mayor para seguir por la calle de la Nogalera y continuar por la Ermita, hasta llegar a la plaza de la Iglesia. Una multitud seguía a los grupos y otros se quedaron en un punto fijo, pero la mayoría con el mismo fin: contemplar a la patrona. "Es un acontecimiento precioso, nos hemos emocionado mucho cuando ha llegado el grupo de danzas a por la Virgen", apuntó Carmen Luarriz. Al pasar la patrona, entre el público se notaron muchas emociones y nervios. "No tengo palabras para describir las sensaciones que siento al ver pasar a la patrona, me gusta mucho", indicó Estela Errea.

En la plaza Eugenio Torres, la coral de la parroquia San Juan Bautista deleitó a la patrona con el canto de la Aurora de la Asunción. "Ayer cantamos en la Salve y hoy hemos hecho esta parada por primera vez. Cantar delante de la patrona es muy emocionante. Además, a la misa han acudido muchos que no venían nunca y hoy han participado como los que más", señaló Segundo Vidal Cruz, miembro de la Coral.

Minutos más tarde, la procesión llegó de nuevo a la plaza de la parroquia donde el grupo Larratz siguió deleitando al público con sus nuevos bailes. Bailaron un total de 6 danzas y entre ellas la jota llamada La Nogalera o el bolero. "Estrenamos el ciclo de danzas, música y trajes para la ocasión. Ocasión que esperemos que se repita cada 15 de agosto. Nuestra intención es crear folklore y hacer nuestro propio ciclo de danzas. Se ha terminado el bailar el 15 de agosto danzas de otros pueblos ", señaló Pedro Romeo, jefe de los campaneros.

El público asistente se quedó encantado con el estreno. "La respuesta del público ha sido perfecta, todo el mundo nos está dando la enhorabuena", comentó Romeo. Entre ellos Roberto Aranaz, quien indicó que le parecía curioso el rol del campanero y el sonido que emite. "Espero que todos los años el día 15 repitan el mismo grupo de bailes", precisó Aranaz.

Larratz presenta nuevas dantzas y trajes en honor a la Asunción.

Larratz presenta nuevas dantzas y trajes en honor a la Asunción. (IBAN AGUINAGA)



Dokumentuaren akzioak