Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Preciosismo estético

Dokumentuaren akzioak

Preciosismo estético

Compañia Androphyne

Egilea
Ana Remiro
Komunikabidea
Diario Vasco
Mota
Kritika
Data
2002/11/25

La sala Gaztescena de Donostia se llenó por completo para presenciar la actuación de la joven compañía francesa Androphyne, instalada en el departamento de Las Landas desde 1997, que nos ofrecía un trabajo que había despertado gran espectación entre el público donostiarra por su original y sorprendente puesta en escena.



Toda la base del espacio escénico consistía en una piscina que cubría los pies de los bailarines hasta los tobillos. El elemento agua omnipresente a lo largo de todo el espectáculo añadía contenido visual y sonoro a la danza ampliando y transformando su dimensión.



En este trabajo llamado Les oubliés, y creado y presentado en el festival de Biarritz en el año 2000, se hablaba sobretodo de un regreso a los valores esenciales y se trataba de poner de relieve el individuo y su humanidad.



Así, asistimos a una pieza llena de poesía, de gran fuerza plástica, con una gran calidad y profundidad en la ejecución de los movimientos, así como de un ritmo lento y largos espacios de silencio.



El sonido del agua bajo los pies de los bailarines a consecuencia de sus suaves y medidos pasos, invadía el silencio convirtiéndose en música delicada y preciosa. Con el desarrollo de la coreografía el agua termina bañando los cuerpos de los intérpretes y agitándose en ondas que prolongan el movimiento.



La interpretación de ambos bailarines fue de una excepcional calidad tanto a nivel danzístico como dramático. A nivel de iluminación, se exhibió un trabajo minucioso, elaborado y de una delicada sutileza en los matices, jugando siempre con ambientes tenues que dibujaban los cuerpos con gran belleza.



En cuanto al desarrollo coreográfico, a pesar de que, en todo momemento estaban muy bien hiladas las diferentes secuencias, prima la estética sobre el sentimiento, y no consigue profundidad en el desarrollo del argumento.



Una bellísima poesía cerró un dudoso final que causó desconcierto en el público, que se resistía a levantarse incluso después de terminados los aplausos, quizás con la incierta sensación de no haber visto todo lo que se le iba a ofrecer.

Dokumentuaren akzioak