Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Política inane

Dokumentuaren akzioak

Política inane

Egilea
Enrique Portocarrero
Komunikabidea
El Correo
Mota
Kritika
Data
2006/06/18

Una actitud simplemente emblemática, claro, ya que la presencia en una gala celebrada bajo el epígrafe 'Los vascos y la danza' ni supone ningún compromiso presupuestario, ni tampoco merma alguna a ese sistema de una cultura oscura y politizada que sólo financia lo identitario, lo lingüístico y una televisión también identitaria y lingüística. Casi lo mismo que pasa con el cine, el teatro y la música, donde hay dinero para pisar la alfombra de los Oscar o para convocar ruedas de prensa en las que sacar pecho, mientras que los creadores o los que difunden la cultura languidecen en la más absoluta marginación. Un gran éxito esta política de relumbrón con furores lingüísticos y planes que no se cumplen, ya lo digo, porque hasta permite presumir en la quietud de una butaca teatral del fomento cultural sin coste alguno y con la nada como oriente. ¿Qué éxito!

Arte
Comisario por horas

Alguien dijo hace tiempo que era necesario desacralizar el arte, es decir, quitarle su elitismo y despojarle de una solemnidad que impide su democratización. Pues dicho y hecho, ya que en pocos años no sólo los museos se han popularizado como centros de dinamización social o las artes plásticas han ampliado hasta lo insospechado su propia definición, sino que encima ahora también parece que el viejo y docto oficio del comisario de exposiciones se va a someter en Europa a los anuncios por palabras o, lo que es lo mismo, a la oferta y a la demanda en prensa. Lo digo de verdad, sin bromear, ya que la comunidad artística francesa se vio sorprendida la semana pasada por la aparición del siguiente anuncio en un periódico parisino: «Sophie Calle, artista seleccionada para representar a Francia en la 52 edición de la Bienal de Arte Contemporáneo de Venecia, busca una persona entusiasta que pueda asumir las funciones de comisario en esa muestra. Se exigen referencias. Sueldo a convenir. Dominio del inglés deseable». Ni que decir tiene, obviamente, que el anuncio de marras va a generar un sinfín de candidaturas, ya que Sophie Calle es una reputada artista conceptual, cuyas instalaciones y trabajos en soporte fotográfico y cinematográfico son de sobra conocidos. Por contra, no parece que la noticia vaya a remover los cimientos del ámbito español, ya que aquí lo importante no son las referencias ni la experiencia, sino los amigos, el partido y la filiación identitaria.

Cine
Monipodio

Insisto en que lo del cine español es un escándalo, de rifa tombolera en el patio de Monipodio. Y es que siempre son unas pocas productoras las que copan las subvenciones estatales, autonómicas, europeas y hasta los derechos de televisión. Por lo tanto, en España el oligopolio del 'business' cinematográfico no lo tienen las 'majors' de Hollywood, sino un puñado de productores que disfrazan sus pingües beneficios con la cantinela de la idiosincrasia cultural del cine y con la defensa de un sistema proteccionista que sólo a ellos favorece. Unos señores, sí, que copan las ayudas discrecionales sobre proyecto que concede el Ministerio de Cultura y que casi monopolizan también las subvenciones automáticas, haya o no taquilla o espectadores reales o irreales. Los mismos señores, desde luego, que arramblan con buena parte de ese 45% de los ingresos cinematográficos que proceden de los derechos de emisión pagados por unas televisiones, cuya inversión en cine español es obligatoria porque lo dice la ley y los políticos que no quieren desagradar a esos productores. Unos productores, en fin, que van a ver doblar este año las inversiones de TVE en sus películas hasta cerca de 70 millones de euros, a pesar de que sobre el Ente Público se cierne el recorte, y el expediente de regulación de empleo.

Ya saben : mal de muchos , felicidad de pocos.

Dokumentuaren akzioak