Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Poesía en la forma

Dokumentuaren akzioak

Poesía en la forma

Crítica

Egilea
Ana Remiro
Komunikabidea
Diario Vasco
Mota
Kritika
Data
2003/04/28

Jean Pierre Aviotte presentó en Donostia su tercer trabajo creativo al frente de la joven compañía de danza Commun Instant creada en el año 2000. Esta agrupación francesa está compuesta por cuatro bailarines de gran envergadura artística, dos de los cuales proceden del Ballet de Marsella, en el que trabajaron como solistas.



Bajo el título L'heure de Célébrer Jean Pierre Aviotte nos presenta un trabajo fuertemente enraizado en el lenguaje académico, enfatizando la forma y realizando una profunda búsqueda en este campo. La pieza está dividida en cuatro cuadros que hablan de los cuatro elementos. El fuego, el agua, el aire y la tierra son tratados desde la inspiración que éstos provocan en el movimiento pero no en cualquier lugar. El punto de partida y motivo de este trabajo es un sitio muy concreto ubicado en el valle de Baux y denominado Cathedrale d'images. Se trata de una antigua y gigantesca cantera dentro de la cual el coreógrafo y los bailarines han experimentado estos cuatro elementos, trabajando sobre las sensaciones que más tarde han compuesto la coreografía.



La obra ofrece momentos de gran belleza. Los cuerpos de los bailarines describen formas inverosímiles de gran valor estético. La escenografía, inspirada en las elevadas paredes de la inmensa cantera, aporta imágenes sugerentes en íntima conjunción con la música. Música y coreografía encuentran, en algunos momentos, instantes de verdadera poesía. Sin embargo la obra no consigue hacer un todo de las partes. Las necesidades técnicas detienen demasiado el ritmo del espectáculo, las transiciones entre las diferentes secuencias de danza no siempre son acertadas, perdiendo en repetidas ocasiones el clima creado, y los bailarines, a pesar de su elevada preparación técnica y artística, encuentran dificultades para en tregarse al movimiento.



Algunos de los momentos de mayor belleza transcurrieron en el dúo acuático en el que los cuerpos se entremezclaban y transformaban cual fluído deslizándose de manera casi mágica, así como en el dúo de aire que desarrollaba toda una seriede interesantes formas siempre cambiantes, impulsadas por corrientes imaginarias.



Aun poseyendo elementos de calidad en cuanto a búsqueda de movimiento, el espectáculo careció de cohesión en su estructura coreográfica. El público, sin embargo, premió el trabajo de esta compañía francesa con calurosos aplausos.

Dokumentuaren akzioak