Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka "Hay poemas que son como una danza y danzas que son como un poema"

Dokumentuaren akzioak

"Hay poemas que son como una danza y danzas que son como un poema"

Eva Yerbabuena, bailaora y coreógrafa

Egilea
Juan G. Andrés
Komunikabidea
Noticias de Gipuzkoa
Tokia
Donostia
Mota
Elkarrizketa
Data
2007/06/16

¿Cómo describiría el montaje 'A cuatro voces'?

Es un espectáculo de flamenco, inspirado en cuatro grandes poetas: Vicente Aleixandre, Federico García Lorca, Miguel Hernández y Blas de Otero. Sobre el escenario nos movemos ocho bailarines, cuatro cantaores, dos guitarristas, saxo y flauta y percusión. Y no me quiero olvidar de toda esa gente que nunca vemos: los regidores, los técnicos de luces y sonido, un elenco de gente bastante importante. El montaje arranca con Claro de luna , de Debussy, y después hay sevillanas, seguidillas, fandangos, alegrías, bulerías... y hasta una fantasía compuesta por Paco Moyano que cierra la coreografía.

¿Por qué han elegido esos cuatro poetas?

Antes de crear el espectáculo hablamos mucho de ellos y también de otros autores. Los cuatro son diferentes: Federico es la inspiración, Miguel Hernández es la fortaleza, Blas de Otero el compromiso y Vicente Aleixandre, al que llamaban el maestro, era para ellos casi perfecto.

¿Y siente predilección por alguno de ellos en concreto?

Siempre he pensado que tenía un pequeño compromiso con Lorca, alguien que prácticamente parece de mi familia porque llevo escuchando hablar de él casi desde que comencé a andar. Y Miguel Hernández fue el que me ayudó a dar el paso para entender y tratar de ponerme en la piel de los demás, pues a una edad temprana me llamaron para hacer una obra sobre su vida, Ausencia . Fue el poeta que me hizo meterme en el campo de la interpretación y consiguió que me diera cuenta de muchas cosas.

¿Qué forma adopta la poesía en el espectáculo? ¿Aparece recitada o cantada?

La poesía aparece reflejada en las piezas que entonan los cantaores, acompañados por la música de Paco Jarana, que es el compositor de casi toda la música de los espectáculos de mi compañía. Además, no puedo olvidarme de Horacio García, joven escritor que se ha encargado de escribir las letras que se cantan. Se ha inspirado en los poemas de esos cuatro autores, en sus biografías y anécdotas, para crear los textos del espectáculo. Y hay un tema de Lorca que se canta tal cual lo escribió, Asesinato , incluido enPoeta en Nueva York .

A su juicio, ¿podría existir la danza sin la poesía?

Para mí, la vida es un poema y un poema es la vida. Por ello, cuando ves a alguien que está bailando y que te conmueve hasta el punto de hacerte reír o llorar, podríamos escribir poemas sin darnos cuenta en el caso de que encontráramos las palabras perfectas para describir esos sentimientos. A veces lees poemas que son como una danza, y hay danzas que son como un poema.

¿Pero no es difícil conjugar ambas disciplinas?

Es tan fácil como difícil, porque hay cosas que sentimos cuando bailamos que podríamos plasmar en un poema si supiéramos escribir. Alguna vez he dicho que un poeta sueña con ver sus versos dibujados en un cuerpo humano y un bailaor sueña con ver su baile en un poema. Cuando estoy en el escenario, además, intento transmitir mis propias vivencias a través de la danza. Al final, es muy difícil evitar que mientras actúas manifiestes cosas que te han pasado en tu vida.

Poesía y danza son, en cualquier caso, artes minoritarias. ¿Es un obstáculo para llegar al gran público?

Siempre han sido artes minoritarias, aunque gracias a Dios, a la larga dejará de ser así. Veo que la gente joven se interesa mucho por la poesía y la danza, sobre todo por el flamenco. Y llegará un momento en que deje de ser algo para minorías. De hecho, no hay un rincón del mundo donde hoy por hoy no exista una academia de flamenco. La gente tiene un interés grandísimo, es una danza que despierta pasiones.

¿Cómo se acoge su espectáculo en las tierras del norte?

El hecho de que en el norte haya menos tradición flamenca no quiere decir que el público sea más frío. Y puedo hablar no sólo de San Sebastián, sino de lugares como Sidney y otros rincones del mundo donde si se anuncia flamenco en un teatro, las entradas se agotan de inmediato. La gente lo vive con una emoción impresionante. Hay personas que vienen al camerino después de las actuaciones y, con los ojos llenos de lágrimas, van y te dicen que es el primer espectáculo de flamenco que ven pero que a partir de entonces no se van a perder ninguno. Es lo más bonito que te pueden decir.

Representará 'A cuatro voces' en el Victoria Eugenia. ¿Qué supone eso para usted?

Será mi primera vez y creo que será entrañable. El miércoles estuve en la presentación de San Sebastián, Ciudad de festivales y me quedé impresionada por la cantidad de historia que tiene el lugar, por los artistas que han pasado por él. Estoy loca por llegar al Victoria Eugenia porque ese teatro tiene que tener una energía impresionante.

Eva Yerbabuena, en un instante de la representación. Foto: josé luis álvarez

Dokumentuaren akzioak