Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Plazara, dantzara

Dokumentuaren akzioak

Plazara, dantzara

Egilea
Juantxo Unanua
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Beasain
Mota
Albistea
Data
2005/11/05

Aurtzaka, que el año pasado conmemoró su 25 aniversario, va a actuar hoy con el grupo Iruña como invitado, formación con la que ha compartido escenarios en el País Vasco y también a miles de kilómetros.



En el escenario de la plaza San Martín de Loinaz, a partir de las 19.00 horas, el grupo beasaindarra ofrecerá una selección de danzas del Goierri como, por ejemplo, las ligadas a la romería. Aurtzaka tiene entre otros objetivos, no sólo mantener las danzas tradicionales y recuperar las perdidas, sino también acoplarlas a las demandas del siglo XXI.



Antes del espectáculo conjunto que ofrecerá con el grupo navarro Iruña, Aurtzaka procederá a inaugurar su nueva sede social, en la calle Garmendia de Otaola, número 9, local de propiedad municipal en el que ubicará desde hoy, mediante un acuerdo rubricado a través de un convenio.



Inauguración de su sede



Los actos comenzarán a las 16.30 horas. Desde el Lizeo al nuevo local se formará un gran arco de dantzaris unidos por espadas y makilas. A las 17.00 horas se inaugurará el nuevo local y a las 18.30 se trasladarán desde el local a la plaza para llevar a cabo su actuación.



Aitor Jauregi, presidente del grupo de danzas Aurtzaka, con respecto a esta nueva sede ha indicado que «esta realidad viene a ser fruto de un compromiso adquirido entre el Ayuntamiento y el propio grupo de danzas, tras 26 años de espera. Pero a la postre supone para el grupo que desde hoy ya cuenta con una sede, donde realizar sus reuniones, guardar el material, ensayar, donde llevar a cabo las inscripciones... Una sede que, de entrada, cubre nuestras necesidades».



Para Aitor Jauregi contar con una sede como ésta «ayuda a asegurar la continuidad, y máxime con la cantera que tenemos, que supera el centenar de pequeños dantzaris».



Aurtzaka no es ajeno a una problemática que toca a otros entes culturales, la falta de dantzaris masculinos en el grupo. «Es un problema de roles, que todavía está muy presente en nuestras sociedad, pero que poco a poco, y con los tiempos que corren, espero que se vayan superando», concluye Jauregi.

Dokumentuaren akzioak