Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Patrimonio cultural vivo

Dokumentuaren akzioak

Patrimonio cultural vivo

Los 'Sanrokes', que finalizan esta noche, han servido una vez más para mostrar sus bailes más singulares: 'Ezpata Dantza de San Roke' y 'Jorrai dantza'

Egilea
Beatriz Alkorta
Komunikabidea
El Correo
Tokia
Deba
Mota
Albistea
Data
2006/08/20

En las fiestas patronales debarras que finalizan hoy los integrantes del grupo de dantzaris Gure Kai han vuelto a tener un lugar de honor en el programa festivo. Pero además de participar en los actos protocolarios típicos, este año han tenido un motivo más para que lo que bailaban se hiciera, si cabe, con más mimo: este año, con diferentes actos e iniciativas, se ha pretendido dar a conocer la importancia del patrimonio cultural vivo que representan las danzas típicas de Deba, además de promover la participación ciudadana en su conservación.

Por de pronto, los de Gure Kai han formado una cofradía de dantzaris y tienen intención de grabar un DVD con los bailes de la localidad y que contará su historia, desde cuándo se ejecutan o lo que representan. Es un proyecto a dos años ya que hay que recopilar mucho material y fotos en diferentes lugares, además de hacer entrevistas, aunque la ilusión y las ganas de trabajar no faltan. «En Deba tenemos dos bailes que son autóctonos: 'Ezpata Dantza de San Roke' y 'Jorrai Dantza'. Nosotros ensayamos durante todo el año dos veces a la semana pero la gente, como ocurre en muchos otros casos, viene y va, se hace mayor, se va fuera a estudiar, que si tienen niños... Por todo ello queríamos que tuvieran la posibilidad de no perder ese contacto con el grupo de baile y, así, una vez al año, bailar para el pueblo», explicó uno de los responsables del grupo debarra, Andoni Iriondo, tras la presentación de esta iniciativa que ya en julio contó con el respaldo de medio centenar de debarras. «Con este número de nuevos dantzaris nos aseguramos año tras año. Los que vamos a bailar somos los de Gure Kai pero así cada año tendremos un mínimo». Y la experiencia la quieren ampliar a los hijos de los antiguos dantzaris «porque creemos que no existe mejor transmisión que esa: que el niño vea que su padre también baila y, así, igual le engancha», comentaron desde la localidad costera. «Queremos mantener la tradición porque cada año el baile va para abajo».

Menos jóvenes

«Cada vez hay menos jóvenes: igual están hasta los 11 o 12 años y luego lo dejan», explicaron en Deba. «Pero esta situación es general, pasa en Deba y también en otros pueblos. Ya se sabe, el futuro que tienen los bailes tradicionales no es que sea muy ...», afirmó Andoni Iriondo. «Escasez de chicos hay en todos los lados, chicas hay más en los grupos. Y resulta que aquí en Deba el baile de San Roke lo bailan los chicos pero al mediodía del día 16 se baila el aurresku y aquí también participan las chicas. Por eso hemos hecho la convocatoria tanto para chicos como para chicas», explicaron los dantzaris debarras.

«Nos parece muy interesante no perder la tradición», afirmaron convencidos desde Gure Kai. Y la tradición indica que cada 16 de agosto las calles de Deba vean cómo se baila ante el patrón de la villa, San Roke, la 'Ezpata Dantza de San Roke'. Para ejecutarla los dantzaris utilizan palos (que no espadas, una curiosidad de este baile) adornados con cintas rojiblancas. Generalmente actúan entre 10 y 12 dantzaris. «En el baile de San Roke participa mucha, mucha, gente», recuerdan desde Gure Kai.

Además de la belleza y singularidad propias de la 'Ezpata Dantza de San Roke', este baile también tiene por detrás una curiosa historia y que explica el por qué de la procesión que se celebra también todos los 16 de agosto. «San Roke es el santo sanador de la peste y cuando en Deba entró esta enfermedad sobre el año 1800 los vecinos del barrio de Artzabal prometieron que si ellos se libraban de la peste sacarían el santo en procesión todos los 16 de agosto hasta su ermita», explica Andoni Iriondo. «Todo esto que es tan bonito la gente no lo conoce. Por eso queremos que se sepa y no se quede sólo en ¿qué bonito es el baile!», afirmaron desde Deba.

El otro baile tradicional de Deba es 'Jorrai Dantza' ('Danza de las Azadas') que representa el trabajo y la fiesta y que suele bailarse los 17 de agosto. Según algunos estudios «esta danza representa el trabajo y la fiesta. El trabajo es el del campo por lo que los dantzaris bailan con una azada y la fiesta está representada por un borracho con un pellejo u odre a la espalda que va molestando a los que trabajan y al que finalmente tiran al suelo a golpes de azada sobre el pellejo».

«La 'Jorrai Dantza' se baila también en otros pueblos pero la de Deba tiene una música diferente. En cada pueblo se ha hecho a su manera», explicó Iriondo.

LOS DATOS
Iniciativa: El grupo de dantzaris Gure Kai de Deba ha formado una cofradía con el objeto de transmitir y conservar los bailes tradicionales y típicos de la localidad costera. La presentación de esta iniciativa tuvo lugar el pasado mes de julio.

Bailes: En Deba se bailan dos bailes tradicionales, 'Ezpata Dantza de San Roke' (el 16 de agosto) y 'Jorrai Dantza' (el día 17 de agosto).

Dokumentuaren akzioak