Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Pasión por el 'break' en Martutene

Dokumentuaren akzioak

Pasión por el 'break' en Martutene

Komunikabidea
Noticias de Gipuzkoa
Mota
Albistea
Data
2008/11/06

A todos ellos, no obstante, les une su pasión por un baile en el que la fuerza, el equilibrio y el ritmo integran una atractiva mezcla. Ellos han mostrado, desde un principio, su intención de seguir y consolidar el grupo. Los responsables del gazteleku reconocen, no obstante, que el curso se prolongará, en principio, durante un mes hasta el próximo 19 de noviembre. "Si la respuesta es alta y sigue existiendo un interés por su parte, es probable que la actividad continúe", apuntan desde la instalación. Para los responsables es una buena noticia que los propios jóvenes hayan tomado esta iniciativa. "Siempre intentamos que aporten sus ideas a la hora de configurar la programación", dicen.

Ander Martínez, Mikel Zubillaga, Iker Uranga, Aitor Albisu, David Sustaeta, Jon Mikel Etxaberria, Xabi Sánchez, Iker Ibarburu, Mikel Zubelzu y Reduan Assaidi son los jóvenes que los miércoles durante hora y media ríen, aprenden y hacen ejercicio. Reconocen sentirse a gusto. "La semana pasada fue el primer día y hubo que sacarlos de la sala porque hay otros cursos", explican desde el gazteleku. Los organizadores, por su parte, al ver su disposición no dudaron en poner en marcha el taller. "En el gazteleku de Kontadores existe un taller de break dance y a través del monitor de allí, encontramos a quien pudiera impartir éste", explican. Algunos de los chavales apenas han tenido contacto anterior con el break dance. "Entrenamos en colchonetas, porque dan mayor estabilidad que el suelo y amortiguan las caídas que puedas sufrir", señala Chimid, el monitor.

No todos los cursos ofertados por el gazteleku para otoño han corrido la misma suerte. La falta de participantes ha obligado a los responsables a suspender los de tai chi, percusión y yoga. Ocho personas, de entre 13 y 17 años, acuden a aprender funky los sábados por la tarde. También ha salido adelante el curso de batuka, al que acuden ocho jóvenes de entre 16 y 30 años todos los sábados por la mañana. De cara a Navidad, los jóvenes breakers podrán demostrar lo aprendido en público.

Los jóvenes acuden los miércoles al gazteleku de Martutene.Foto: ainara garcia

Dokumentuaren akzioak