Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Pamplona vibra con San Fermín Chiquito

Dokumentuaren akzioak

Pamplona vibra con San Fermín Chiquito

San Fermín de Aldapa

Egilea
G. Araluce
Komunikabidea
Diario de Navarra
Tokia
Pamplona
Mota
Albistea
Data
2011/09/26
Lotura
Diario de Navarra

Emoción y gentío, calor popular para arropar a la imagen de San Fermín de Aldapa en su recorrido por las calles de Pamplona. El Casco Antiguo resultó ayer un estallido de color en la tradicional procesión de las fiestas de San Fermín Chiquito. Los padres alzaron a sus hijos en sus hombros, en cada rincón se instalaron cientos de carritos de bebés. "Es que son las fiestas de los niños", explicó Amaya Lusar Razquin, de 9 años, alcaldesa chiqui de las fiestas. A su lado, los otros dos miembros de la corporación: Duncan Otano Cañari e Irantzu Salinas Astráin, de 9 y 10 años. "En la procesión iremos por delante de los kilikis", explicaron orgullosos.

Muy cerca de ellos, la Comparsa de Gigantes y Cabezudos fue el centro de atención de los más pequeños. Con los ojos y la boca bien abiertos, cada niño bailó al ritmo impuesto por los gaiteros municipales. "El que más me gusta es el Patata", expuso Carolina Díaz Poza, de 4 años, equipada con una verga en la mano. Junto a ella, Joaquín Catalán Mateo, de 89 años, acompañó al santo en todo su recorrido. "Ayer (por el sábado) corrí en el cross de los carrozas y hoy tampoco pasaré mucho por casa", aseguró. "Se trata de participar en todo lo que se pueda".

La procesión la abrió Carlos Palacios Petri, portando por primera vez una gran cruz dorada; detrás, Ibon Zurbano Zunzunegui, Manuel Gurucelain Juarros, y los hermanos Iñaki y Juan Antonio Ruiz Atienza, con la imagen de San Fermín de Aldapa sobre sus hombros. "La gente vive con mucho fervor esta procesión", comentó Francisco López de Dicastillo, sacerdote pamplonés que ofició la eucaristía en honor al santo. "Estoy de misionero en Bolivia y he venido unos días a Pamplona. Me han invitado a formar parte de este acto y he aceptado con mucho gusto".

El grupo de danzas municipal ejecutó la danza de espadas, causando gran expectación entre los cientos de asistentes. Los colores blanco y rojo de sus trajes relucieron con mayor esplendor bajo el sol, sus cascabeles resonaron por todas las calles del Casco Antiguo. Iñaki Tristán Villanueva, de 12 años, participó por primera vez en el acto acompañando al grupo de danzas. "No estoy nervioso", afirmó con soltura. "Pero un poco de calor sí que hace", reconoció.

190 kilos de chistorra

La música inundó la ciudad a cargo de La Pamplonesa. José Andrés Palacios, director de la banda, aseguró que para ellos es un "orgullo" participar en la procesión. "Ya estamos acostumbrados a tocar en la calle, a la vez que vaminamos", expuso. Además, los grupos de jotas Gracia Navarra y Ecos del Arga celebraron un festival en la plaza de los Burgos.

La fiesta aún fue mayor con la participación de la Asociación de Comerciantes del Mercado de Santo Domingo, que celebró una chistorrada con 190 kilos de embutido. "También queremos formar parte de este día", afirmó Jesús Fernández Oteiza, de la carnicería con su mismo nombre. Lina Etxauri Calavia, de la cafetería La Mañueta, se mostró "encantada" con este acto. "La gente disfruta y nosotros también. En eso consiste una fiesta".

El grupo de danzas municipal, con la imagen de San Fermín al fondo. 	BUXENS.El grupo de danzas municipal, con la imagen de San Fermín al fondo. BUXENS.

Dokumentuaren akzioak