Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Otra cumbre de Félix

Dokumentuaren akzioak

Otra cumbre de Félix

La velada contó con la presencia, entre otros, de Ainhoa Arteta y Kepa Junkera

Egilea
Arturo Garcia
Komunikabidea
Diario Vasco
Mota
Kronika
Data
2001/10/14

FELIX Iñurrategi volvió a coronar una cumbre, ahora, desde el recuerdo. El pasado viernes la fundación que lleva su nombre organizó en el palacio Euskalduna de Bilbao una gala benéfica en ayuda de Machulu, el pueblo de la región del Baltistán, situado al norte de Pakistán, al que el fallecido escalador estuvo siempre estrechamente ligado.

La gala, dirigida por Asier Aranguren y presentada por Xabier Usabiaga y Estitxu Fernández, fue un cálido testimonio de solidaridad alejado de protagonismos. La velada fue austera y sobria, donde en ningún momento se aparcó el motivo de la convocatoria. Entre el público se encontraban compañeros de fatigas del malogrado deportista, como los también montañeros Juanito Oyarzábal y Juanjo San Sebastián, que acudieron a testimoniar su apoyo a la causa.



El espectáculo resultó emotivo, con un decorado presidido por una foto entre enclaves montañosos de Félix y combinó con acierto los números musicales con las apariciones de Patxo Tellería y Mikel Martínez en dos parodias inspiradas en el montañismo. Abrieron boca los vistosos bailes de Argia Dantza Taldea, sobre todo su Zuberoako Dantzak, el tradicional baile de saltos alrededor de un vaso de vino.



El arrollador sonido de la trikitixa de Kepa Junkera reforzado con la furiosa txalaparta del dúo Oreka TX, llevó el alboroto al recinto, con varios temas de su más reciente disco Marean.El bullicio de Junkera dejó paso a la introspección del cantautor Mikel Urdangarin y el brillante duelo de versos sobre montañismo de los bertsolaris Andoni Egaña y Sebastian Lizaso. El colofón lo puso la soprano Ainhoa Arteta.



La intérprete subyugó una vez más, acompañada al piano por Alejandro Zabala, con tres conmovedoras piezas: una composición de Scarlatti y dos melodías vascas del maestro Jesús Guridi. Al término de su actuación, la cantante depositó sobre el piano el ramo de flores que le habían entregado y se retiró con un aplauso en honor al montañero.



Los portavoces de la Fundación Félix Iñurrategi-Baltistan, su hermano Alberto y Joserra Zubizarreta, subieron al estrado para dejar claro que el objetivo de la entidad no es otro que volcar sus esfuerzos en ayudas concretas a la región pakistaní.



Tienen dos proyectos en mente: una escuela de montaña para formar a los baltíes como porteadores de alta montaña, una de sus principales fuentes de ingresos y la canalización de aguas de la zona. Sus habitantes tienen graves problemas de abastecimiento tras el retroceso de los glaciares. La carencia de agua les ha abocado a una penosa alimentación que les ha acarreado, a su vez, serios problemas higiénicos y sanitarios.



«Yo no voy a la conquista de nada, esto no es una lucha contra el monte», dijo en una ocasión Félix. Su memoria sigue en lucha contra la adversidad y las necesidades de Machulu.

Dokumentuaren akzioak