Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Oro zumaiarra a una bailarina

Dokumentuaren akzioak

Oro zumaiarra a una bailarina

Lucía Lacarra recibió anoche la máxima distinción de su localidad natal, que se concede por primera vez, en un multitudinario acto. «Es especial porque reconoce a mi persona más que a mi trabajo».

Egilea
J.L. Romatet
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Zumaia
Mota
Albistea
Data
2007/04/16

La medalla de oro, la mayor distinción que concede Zumaia, se ha otorgado por primera vez por unanimidad de los integrantes de la Junta de Portavoces del Ayuntamiento. La entrega de este premio coincide con la celebración de las fiestas de San Telmo en la localidad costera.

El acto de entrega del galardón se llevó a cabo en el salón de plenos del recién reconstruido Ayuntamiento de Zumaia. Sus conciudadanos quisieron acompañarla y centenares de zumaiarras abarrotaron la estancia. Tanta gente o más tuvo que seguir el acto desde los pasillos del consistorio o desde la misma calle. Lucía entró en la sala acompañada de su madre, familiares y de su pareja, Cyril Pierre, entre los aplausos de los asistentes. Al evento acudieron también personas relacionadas con su carrera, caso de Menchu Medel, su antigua profesora de danza.

El acto comenzó con la exhibición de un vídeo con interpretaciones de distintas obras de ballet por parte de Lucía Lacarra. En él se intercalaron fotografías de varios momentos de su carrera, que iban desde su infancia hasta su consagración como mejor bailarina del mundo.

La alcaldesa de Zumaia, María Eugenia Arrizabalaga, tomó la palabra y afirmó que los zumaiarras tienen bastantes motivos para sentirse satisfechos. «De entre ellos destaca Lucía. Desde muy pequeña tenía un sueño: estar entre los mejores del mundo de la danza. Lucía ha cumplido y rebasado este deseo, convirtiéndose en la mejor bailarina del mundo, habiendo bailado en los mejores teatros y con las mejores compañías.

Embajadora de Zumaia

Despues de realizar un breve resumen de la carrera de la bailarina, la primera edil recordó como todos los zumaiarras comenzaron el año 2007 «sintonizando sus televisores con la retransmisión del concierto de año nuevo de Viena», donde Lacarra y Cyril Pierre bailaron el Danubio Azul. Arrizabalaga finalizó afirmando que Lacarra es merecedora de este premio, «por toda su carrera, por ser la embajadora de todos los zumaiarras en el mundo, sin haber perdido una pizca de humildad y cercanía hacia el pueblo de Zumaia».

Tras la entrega de la medalla, que lleva labrado el escudo de armas de la localidad, se bailó un aurresku en honor a la bailarina. El acto concluyó con una atronadora salva de aplausos,

Distintas agrupaciones quisieron unirse al acto de homenaje. Fue el caso de la Banda Municipal de Música con la interpretación de la pieza Gora Zumaia, que Lacarra siguió desde la balconada del Ayuntamiento.

Dokumentuaren akzioak