Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «Nunca he olvidado que mis raíces están en Hondarribia »

Dokumentuaren akzioak

«Nunca he olvidado que mis raíces están en Hondarribia »

Itziar Mendizabal recibió emocionada la Insignia de Oro. La bailarina del Royal Ballet of London estuvo arropada por familiares y amigos en un acto que llenó el salón de plenos

«Llevo dieciséis años fuera de casa por mi profesión pero nunca he olvidado que mis raíces están en Hondarribia, por lo que recibir esta Insignia de Oro me supone un inmenso honor. Estoy muy agradecida a quienes han decidido que merezco este galardón y a Hondarribia».
Egilea
Iñigo Aristizabal
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Hondarribia
Mota
Kronika
Data
2012/09/08
Lotura
Diario Vasco

 

Emocionada, Itziar Mendizabal expresaba con estas palabras su gratitud por la distinción recién adquirida y reconocía que «si el 27 de julio con la gala que hicimos en el auditorio de Itsas Etxea ya fue muy emocionante, para lo de hoy no encuentro palabras que definan la emoción que siento. Me habéis dado en el centro del corazón».
Insistió en que «en los dieciséis años que llevo fuera de casa, también ha habido momentos malos, pero si he podido mantenerme en pie ha sido precisamente gracias a esas raíces que me atan a Hondarribia, raíces que hoy son más robustas que nunca».
Mendizabal ha llenado escenarios de medio mundo y ha cosechado en ellos premios y ovaciones, pero en pocas ocasiones habrá estado tan nerviosa y emocionada como ayer. Primero le tocó encender en la impresionante terraza del Parador el cohete que anuncia la fiesta y después, en los minutos previos al acto oficial, no hacía más que repartir besos y abrazos con familiares y amigos que se habían acercado a compartir con ella este momento tan señalado.
En primera fila sus padres, Jexux Mari Mendizabal, 'Bixargorri', y Mertxe Escribano. No paraba de sacar fotografías y vídeos su hermana mayor Lierni. Y también estaba Cristina Sistiaga, que cuidó de Lierni e Itziar cuando eran pequeñas y era para ellas «como una segunda madre».
Admiración por Itziar
Cuando el alcalde Aitor Kerejeta tomó la palabra, subrayó que «en la historia de una ciudad lo más importante son las personas. Desde que otorgamos con regularidad las Insignias de Oro, intentamos refrendar la admiración que sentimos por esas personas y por sus trabajos. Y cuando elegimos a alguien sabemos que otros que también se lo pueden merecer se quedan para más adelante, pero la decisión de este año ha sido por unanimidad y eso también es mérito de Itziar».
Mejor que glosar él mismo la figura de la bailarina, Kerejeta cedió la palabra a Iratxe de Arantzibia, Miembro del Consejo Internacional de la Danza de la Unesco y crítica de danza. La donostiarra recordó que «con sólo cuatro años, fascinada por el ballet que había visto en televisión, y sin más contacto familiar con la danza que la euskal dantza que había practicado su aita, Itziar empezó a recibir clases de la mano de Elvira Ubierna. Y a los ocho actuó por primera vez en el Victoria Eugenia, que ella define como 'su' teatro, con permiso del auditorio Itsas Etxea».
De Arantzibia recordó los pasos que ha dado Mendizabal en el mundo de la danza, aterrizando en 1995 en la academia de Víctor Ullate en Madrid. Allí estuvo hasta 2002, cuando se fue a Zurich. «Sin hablar una palabra de alemán, se le cayó el mundo encima. Pero, lejos de amilanarse, le echó coraje al asunto». En 2006 se mudó a Leipzig, en cuyo Ballet llegó a la categoría de Bailarina Principal. En 2009 fue candidata al premio Benois, un equivalente a los Oscar, y recibió el Premio Revelación de la Asociación de Profesionales de Danza de Gipuzkoa.
Pero lo mejor, por ahora, estaba por llegar, con la llamada del Royal Ballet de Londres, que Arantzibia definió como «una de las cinco compañías de ballet más importantes del mundo». Y recordó palabras de la propia Itziar asegurando que «cuando llega un contrato del Royal Ballet, no puedes decir que no».
No sabemos exactamente qué le deparará su futuro profesional, pero sí que vivió ayer una jornada llena de emoción y orgullo, con los suyos, con sus raíces.

«Nunca he olvidado que mis raíces están en Hondarribia »

El alcalde A. Kerejeta impuso la Insignia de Oro a Itziar Mendizabal ayer a mediodía. :: FOTOS: DE LA HERA

«Nunca he olvidado que mis raíces están en Hondarribia »

La homenajeada y la corporación disfrutaron del aurresku.

«Nunca he olvidado que mis raíces están en Hondarribia »

Itziar no pudo contener la emoción en el abarrotado salón de plenos.

Dokumentuaren akzioak