Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Nuevo grupo de baile en Euskal Etxea de México de la mano de Miren Aguirre Lesaca

Dokumentuaren akzioak

Nuevo grupo de baile en Euskal Etxea de México de la mano de Miren Aguirre Lesaca

Komunikabidea
Eitb.com, América Norte, México D.F
Mota
Albistea
Data
2002/07/12

Para diciembre se planea festejar Olentzero, con una representación que incluya teatro, coro y bailes, con la participación tanto de niños del Centro Vasco como de mayores. Miren habla con ilusión del proyecto de que este grupo de baile continúe y de darle una proyección no sólo a nivel del Centro Vasco, sino de buscar, más adelante, oportunidades de actuar fuera de él. En cuanto a los diversos materiales de enseñanza, menciona cómo Modesto Lasa, quien fuese su maestro en la infancia y juventud, le envía ocasionalmente música desde Euskadi, pero en cuanto a pasos de baile se refiere desde hace muchos años las integrantes del grupo "Oroitzak", al que pertenece, se han encargado de aprender bailes nuevos basándose en videos o en la experiencia de gente que ha estado de paso en México.



Próximamente, participará en el Congreso de Gaztemundu a llevarse a cabo en septiembre en Zarauz, enfocado en esta ocasión a la formación de maestros de baile, lo que será una importante experiencia de intercambio con diversos grupos de la diáspora vasca. "Llevar a cabo esta actividad me llena de alegría, en primer lugar porque siento que los niños se están identificando con Euskalherria a través del folklore. Además, ha surgido una reintegración, un retorno de la generación de los padres de estos niños (quienes en su momento formaron parte primordial de la vida de Euskal Etxea)al Centro Vasco." Aguirre explica lo importante que es para ella el transmitir a la siguiente generación el amor por lo vasco, pero agrega que es una labor de equipo. Ella lo siente como una responsabilidad que se debe llevar a cabo con todo cariño, un compromiso de todo aquel que se precie de ser vasco. Esto resulta a veces difícil, ya que normalmente los nietos o biznietos de vascos que viven en México se van separando, desasociando de su ascendencia y es por ello que hay que empeñarse en reforzarles el sentimiento euskaldun. En cuanto a su personal sentir, nos dice, "ser vasca es una parte importante de ser yo misma. Soy también totalmente mexicana, adoro lo vasco y lo mexicano, me encanta. No soy más una que la otra, esto no es contradictorio sino complementario".